Libros que merecen la pena

Guerra

27.03.2012 | 0 Comentarios
guerra_libro

Título: Guerra.
Autor: Sebastian Junger.
Editorial: Crítica. Barcelona, 2011.
Puntuación: 9.
  

Si en algo destacan los Estados Unidos es por la capacidad de su “industria” cultural para abordar, con gran rapidez, las cuestiones de actualidad. Desde el cine a la literatura, no pasa mucho tiempo hasta que los grandes acontecimientos encuentran su testimonio para la historia, normalmente en forma de ensayo o de película. 
  

Así ha ocurrido con episodios como las dos guerras mundiales, el asesinato de Kennedy, el caso Watergate, las guerras de Vietnam y de Oriente Medio, el 11-S y, en el caso del libro que nos ocupa, con la guerra de Afganistán. El autor, Sebastian Junger, es un periodista de la revista “Vanity Fair”, que en los años 2007 y 2008 visitó cinco veces el despliegue de una pequeña unidad –tamaño sección- del Ejército norteamericano en el valle afgano de Korengal, al pie de las altas montañas del Hindu Kush. Su estancia más larga fue de un mes, “empotrado” en la pequeña unidad militar y compartiendo sus penurias y sus misiones: desde las negociaciones con los consejos de ancianos hasta los ataques, que costaron varios muertos y heridos.
  

El libro muestra, con la precisión y veracidad típica del buen periodismo anglosajón, la práctica, las capacidades y los límites de una guerra del siglo XXI, en el que la alta tecnología pugna con los condicionamientos permanentes que presentan la orografía, el tiempo y la reacción de los adversarios. También está presente, como ya apuntó Clausewitz hace un par de siglos, que la guerra es el “reino de la incertidumbre”. Así lo cuenta Junger: “La población no es el único problema; la guerra tampoco se ajustaba a los manuales porque se libraba en un terreno que revienta ejes, estrella helicópteros, hunde los ánimos y retuerce las mentes, de modo que pocos planes militares sobreviven intactos siquiera una hora”.
 

El autor y el fotógrafo que le acompañó en Afganistán, Tim Hetherington, son también los autores de un documental que está actualmente a la venta: “Restrepo”, una pequeña base avanzada en Korengal que tomó su nombre del primer caído de la unidad.
 

“Guerra” se beneficia, asimismo, de una excelente traducción , firmada por Cecilia Belza y Gonzalo García. Sólo una objeción, que parece inútil en vista de lo generalizado del error: “Platoon” no significa “Pelotón”. Es lo que en inglés se llama un “falso amigo”. La traducción correcta de “Platoon” es “Sección”, puesto que se trata de una unidad formada por una treintena de hombres, al mando de un oficial subalterno y con tres sargentos, cada uno de los cuales está al frente de un pelotón de diez hombres, organizados en dos escuadras. ¿Cómo se dice pelotón en inglés? Pues es otro falso amigo, porque se dice “Section”.
 

 

Miguel Platón

 

 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
9 + 10 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
platon70x80

Periodista y autor de una decena de libros sobre historia contemporánea, es director de Multimedia en Radiotelevisión Madrid. En este blog lleva a cabo un seguimiento puntual de los ensayos más interesantes (no necesariamente los más vendidos) publicados en España.

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%