La Opinión de Hermann Tertsch

Fin de una era

06.04.2011 | 0 Comentarios
Zapatero en el Congreso

Dice el ministro de Fomento que el partido socialista ha iniciado la remontada. Y son multitud los dirigentes de su partido que coinciden. Al parecer todos esperaban a que el presidente del Gobierno anunciara la renuncia a ser su candidato para lanzar al vuelo su optimismo. Y manifestar su alivio por lo que al parecer consideraban un lastre paralizante.

Muchos le habrían agradecido al presidente que lo hubiera hecho antes. En todo caso, si los socialistas se dicen aliviados y optimistas porque Zapatero ya no los representa de cara a las eleciones, la sociedad española en general no puede sentir lo mismo. Porque Zapatero seguirá representándolos y pretende hacerlo hasta marzo del año que viene. Sin embargo, se multiplican las dudas sobre la viabilidad de tales planes. No porque la oposición vaya a hacer nada. El líder del Partido Popular parece convencido de que su mejor estrategia es no hacer ni decir nada. Son muchos los españoles en general que se impacientan ante una estrategia que consideran ya excesivamente indolente. Pero no parece probable que el jefe de la oposición vaya a salir de esa postura imperturbable que parece darle resultados.

No es por tanto la presión del partido de Rajoy la que causa problemas al partido socialista. Son los síntomas de tensión interna que se multiplican desde que Zapatero anunciara su renuncia a la candidatura. Se perfilan cada vez más los campos de los dos principales candidatos a unas primarias internas. Y queda ya claro que el enfrentamiento va a ser implacable. Los partidarios de la ministra de defensa se quejan ya de que el aparato no está siendo ecuánime con su candidata. Y el vicepresidente está pletórico paseando por sus foros favoritos haciendo ya campaña abierta, no contra Chacón sino contra quienes le exigen aclare el escándalo Faisan. Cada candidato va a contra al parecer con el apoyo de uno de los dos periódicos de izquierdas y los intentos de dinamitación del otro.

Los ciudadanos españoles en general, a los que no nos debieran afectar las cuitas internas del partido socialista, habremos de ver en que cristaliza este enfrentamiento que se traslada al consejo de ministros. Pero además el partido socialista muestra signos claros de descomposición en Andalucía. En su principal granero de votos, donde ha copado todo el poder durante tres décadas, se percibe el fin de una era. Con la desunión se rompe también el silencio sobre el inmenso entramado de intereses.Y se suceden las dimisiones y los escándalos de corrupción.

Las acusaciones contra el vicepresidente Chaves habrán de ser probadas. Pero la actitud de la Junta negándose a entregar sus actas a la justicia, resulta inadmisible. Los nervios parecen haber cogido definitivamente el protagonismo. Zapatero queria seguir un año como si no pasara nada. Veremos si la situación no se torna pronto insostenible.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
6 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%