La sopa de Warhol

Fighting an uphill battle: luchando ante situaciones desfavorables

13.05.2013 | 0 Comentarios
_blog_eeuu



Han pasado semanas quizás me habéis echado de menos o quizás no, pero aquí sigo al otro lado del Atlántico. Mi aventura continúa y cada día al mirar la prensa española me siento parte de todos esos jóvenes cualificados obligados a emigrar por alcanzar un futuro mejor. Seremos la mejor generación en muchos años, no me cabe duda.

Hoy quiero hacer un resumen de lo que ha sido mi vida desde la última entrada que publiqué en este particular cuaderno de viaje. Finalmente decidí quedarme aquí unos meses más ya que el volver a España no tiene mucho sentido tal y como está el panorama.

Crecer día a día en un país como Estados Unidos no es tarea fácil. Si ya es complicado el venir aquí e intentar sufragar tus gastos sin beca alguna, el mantener el visado de estudiante puede llegar a convertirse en una pesadilla.

Seguramente muchos de vosotros os habréis planteado alguna vez el venir aquí una temporada para mejorar el inglés y buscar nuevas oportunidades. Lo cierto es que este país ofrece oportunidades siempre y cuando tengas un visado que te permita trabajar. Intentar alcanzar el sueño americano con un visado F-1 (visado de estudiante) resulta cuanto menos costoso por el simple hecho de que tu estancia aquí depende de una institución educativa, es decir, si continuas estudiando y pagando eres bienvenido si no… ‘¡Sayonara baby!’

Una de las restricciones de este tipo de visado es la absoluta prohibición de trabajar al mismo tiempo que realizas tus estudios, a menos que la escuela u organización educativa tenga puestos disponibles para trabajar un máximo de 20 horas semanales en el campus,  situación que apenas se da en las escuelas. La regla es, si eres estudiante aquí eres única y exclusivamente estudiante y es que trabajar como ilegal puede traer nefastas consecuencias tales como el abandono inmediato del país o la prohibición de la entrada a Estados Unidos durante un largo período de tiempo.

En definitiva, sí es un país que ofrece oportunidades, pero que cuestan la misma vida cuando una es estudiante aquí, al menos puedo decir que mi inglés va mejorando cada día muy positivamente. Otra de las claves es vivir con americanos, evitar el ambiente español (por mucho que se eche de menos) y por supuesto echarle cara y no rendirse.  Dije al principio de esta entrada que seremos la generación mejor preparada, me reitero en la misma idea porque cada vez que pienso en mi familia, en mis amigos o en nuestra maravillosa cultura española , sonrío y pienso, somos la generación de los valientes.
 

Ana Guardia Conde

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
8 + 2 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
anaguardia70

Soy una joven periodista española que vive en Washington y trabaja en el periódico online “USA Hispanic”, orientado hacia la creciente comunidad hispana de los Estados Unidos. Cada semana relataré en el blog mis experiencias desde la capital norteamericana. No sólo de carácter político, sino también las de temática social y cultural.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%