La Opinión de Hermann Tertsch

Feliz Navidad

27.12.2011 | 0 Comentarios
Mensaje navideño del Rey

Espero todos hayan pasado una Feliz Navidad. En la medida de lo posible, como se suele decir. Pese a las mil angustias que acosan a tantos. Pese a las estrecheces y los problemas acuciantes para millones de españoles. Y pese a las ausencias que en estas fechas se sienten y sufren muy especialmente. Sobre todo, claro está, las ausencias definitivas. El final de este año es difícil como pocos. Tenemos cinco millones de compatriotas que no tienen trabajo. Y son cada vez más los que caen en la pobreza y en la dependencia. Tenemos además la certeza de que el próximo año será durísimo. Y que antes de que veamos signos de mejora en nuestro país las cosas han de ponerse aun más difíciles para muchos.

El ministro de economía, Luis de Guindos, ya ha anunciado que España estará en recesión en el primer semestre del 2012. Y el próximo viernes, el Consejo de Ministros hará público todo un paquete de medidas de recorte que afectarán a la calidad de vida de todos los españoles. Son las medidas imprescindibles para que España logre sanear sus cuentas. Y para que recupere una credibilidad perdida en los años pasados y que es imprescindible para nuestro retorno a la senda del crecimiento y la recuperación.

El Rey pidió en su discurso de Nochebuena unidad para salir de esta crisis. En un discurso que a mí me pareció impecable, abordó las principales cuestiones de nuestra vida en común. Habló de los parados como principal preocupación de toda la sociedad y máxima prioridad en la acción pública. Pidió ejemplaridad y credibilidad de personas públicas e instituciones. Habló de la igualdad de todos los españoles ante la ley. Recordó a las víctimas y exigió el fin auténtico de la banda terrorista ETA. Es decir, la recuperación económica y ayuda a los parados como máximo objetivo nacional.

La regeneración nacional e institucional como exigencia moral y política ineludible. Y la defensa del Estado de derecho y de la dignidad de las víctimas del terrorismo como principio. La monarquía constitucional y la nación española están capacitadas para juntas superar esta profunda crisis. Que en parte se debe a una crisis internacional, pero en gran parte es autoinfligida.

En estos tiempos recios debemos ser fuertes y tener confianza en nosotros mismos. Y pensar también, más en estos tiempos e Navidad, que seguimos siendo unos privilegiados en el mundo. Mientras nosotros celebrabamos en paz la Navidad, decenas de cristianos han muerto mientras intentaban hacer lo mismo en Iglesias de Nigeria. La mayor parte de la humanidad nos envidia. Y daría cualquier cosa por estar entre nosotros. Es bueno recordarlo en momentos de zozobra.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
4 + 2 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%