La Opinión de Hermann Tertsch

"Estado policial"

21.09.2010 | 0 Comentarios
rubalcaba_blog

Las ministras del Gobierno están muy enfadadas. Pero no crean Ustedes que es por la deriva de la economía desde que gobiernan. Ni porque haya millones de mujeres españolas angustiadas por el paro. Ni porque se haya denunciado el obstinado silencio de su feminismo cuando las mujeres son maltratadas por regímenes islámicos. Ni porque la oposición las considere incapaces.

 

No, las ministras de nuestro gobierno están indignadas porque un periódico alemán ha hecho una chanza de la indumentaria de los políticos españoles en general y ellas se llevan la peor parte. El brillante periodista autor del artículo, viejo amigo mío, sólo intentaba escribir algo sobre España que no hablara del terrorismo o del paro. Que olvidara por un día la miseria económica o el hundimiento del partido socialista en los sondeos. Pues se lo han agradecido llamando al artículo "machista, irrespetuoso, ofensivo, intolerable". Peor aun, lo han llamado conservador. Ahí es nada. Comprobada su irritabilidad, no osaré yo hablar del gusto de nuestras ministras por la moda. Pero sí de la temores expresados por otra mujer, la secretaria general del PP, De Cospedal, ante la acumulación de indicios de que bajo el ministro Rubalcaba parte de la policía se dedica a labores políticas, a tareas de control y hostigamiento de la oposición. En beneficio, claro está, del PSOE.

 

De Cospedal afirma que espera que este abuso de las instituciones del Estado en beneficio del PSOE se intensifique ante la proximidad de elecciones. De hecho, el nombramiento del comisario Juan Antonio Gonzalez para supervisar las investigaciones judiciales contra políticos es un hecho alarmante. No solo De Cospedal sospecha que bajo ciertos policias socialistas se prepara un plan de cara a las elecciones para la acumulación de datos sobre miembros de la oposición y las consabidas filtraciones a periódicos amigos.

 

González, el compañero de caza del juez garzón y el entonces ministro de justicia Bermejo, es un policía político, en el sentido que es ambas cosas. Que los policías implicados en la frustrada investigación sobre el escándalo Faisán -que se arrebató a la Guardia Civil- fueran premiados con condecoraciones y primas es muy sospechoso. Y ahí sigue lo peor, el escandalo Faisán en sí. Que es la supuesta colaboración de mandos policiales de Rubalcaba con ETA. Para impedir una redada de etarras durante la negociación de la banda con el Gobierno.

 

Hay muchos más indicios. Demasiados como para que los españoles estemos tranquilos. No estamos en un estado policial. Pero muchos sospechan que sí se producen prácticas de un estado policial. Es una gravísima sospecha que el Gobierno no debería ningunear con desprecio, sino acordando medidas de confianza con los afectados, la oposición.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
8 + 10 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%