La Opinión de Hermann Tertsch

España inocente

01.06.2011 | 0 Comentarios
Alemania confirma que los pepinos españoles no son la fuente de la bacteria mortal

Por fin, lo que todos deseabamos: Alemania confirma que los pepinos españoles no son responsables de la epidemia mortal de E.Coli. Los pepinos pero también todos los demás productos horto-frutícolas españoles están en perfectas condiciones. Aquí, en Alemania y en todas partes.

Esperemos que a estas horas, los países que se apresuraron a cerrar sus mercados a estos productos ya los hayan abierto. Y esperemos que pronto se localice el origen de la epidemia y esta quede atajada. Pero está claro que el daño ha sido ingente para nuestros productos. Y un durísimo revés para las ya precarias economías de nuestros agricultores.

Ahora llegó el momento de exigir reparación a quienes han causado este daño. Primero a quienes hicieron una acusación tan grave. Sin pruebas y a la postre equivocada. Que es el Gobierno de la ciudad estado de Hamburgo. Y las autoridades alemanas en general. Por muy comprensible que fuera el pánico ante la rápidez con que se produjeron las muerten que se atribuyeron a la epidemia, es imperdonable la precipitación en las acusaciones falsas.

Pero miremos también a los responsables en España. El Gobierno de España ha tardado seis días en reaccionar ante esta evolución catastrófica para los intereses de nuestros agricultores. Lo hizo con lamentos la ministra de agrticultura. Reacción tardía y errónea y ministra equivocada. Porque es la ministra de Sanidad la que debía haber comparecido sin dejar pasar ni horas tras saltar la alarma en Hamburgo. Debía haber respondido con la orden de análisis inmediatos en todos los centros de producción potencialmente implicados. Y documentalmente haber demostrado que los pepinos españoles estaban en perfecto estado.

Hubiera sido muy útil una ministra que hablara algún idioma. Podría haberse presentado en horas en Alemania, hace una semana, para atajar la alarma personalmente. Pero el Gobierno estaba demasiado ocupado en sus luchas internas de partido. Y la ministra Leire Pajín parece sólo dedicada a esa nueva Ley de Igualdad de Trato que presenta ahora al congreso. Y que es un auténtico atentado contra el Estado de Derecho, contra la libertad y la privacidad de los españoles.

La ministra no estaba disponible para colaborar en buscar el foco de infección. Y defender así los intereses de nuestros agricultores. Está en cambio dedicada a una ley que permite al Estado intervenir en todas las actividades de sus ciudadanos, que recorta drásticamente las libertades e invierte la carga de la prueba. Esta ley, de las últimas que nos presenta el zapaterismo, es un delirio orwelliano que da al Estado poder para entrometerse en nuestras vidas particulares, en colegios, empresas y asociaciones. No hacen lo que deben y abusan en lo que no debieran. Mucha ideología y poca competencia. Toda una metáfora de este Gobierno. 
 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
1 + 3 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%