La Opinión de Hermann Tertsch

Escuchas telefónicas

20.07.2011 | 0 Comentarios
fotoblog_murdoch

El poder corrompe. Una perogrullada. Lo cierto es que ya sabemos que la prensa amarilla británica se había convertido en un monstruo. Que recurría a todos los métodos necesarios. Incluidos los delictivos. Escuchas telefónicas, violación de correos electrónicos y buzones de voz, soborno a policías, compadreo, intimidación y amenazas a políticos. Todo era posible. La insaciable demanda de noticias sensacionalistas generó así una industria poderosísima. Y muy temida. Con departamento ilegal incluido. Para construir historias, destruir prestigios y carreras y devorar a profesionales secuestrados por la dinámica. Su última víctima ha sido el periodista que hizo estallar el escándalo del semanario sensacionslista News of the World. Despedidio en su día, hundido en las drogas y el alcohol, fue hallado muerto el lunes. El escándalo tiene por tanto ya todos los componentes. Muerto, detenciones, corrupcion policial, espionaje, ejecutivos esclavos de la ambición. Y una soldadesca periodística en una inmensa maquinaria de presión y sometimiento de voluntades. Y mucho dinero por medio, muchísimo dinero. Esta perversión del periodismo no es exclusivo del Reino Unido. Del compadreo de periodistas con políticos también sabemos mucho aquí. Y de desafíos al Estado de Derecho por parte de algún poderoso grupo mediático también. Por ejemplo ayer supimos que un periodista despedido de la Cadena privada SER recibió dos llamadas de Rubalcaba para asegurarle que no había sido decisión suya. El periodista despedido se sabía el número del móvil privado de Rubalcaba. Pero es en Londres, cuna del periodismo donde la perversión alcanzó la más alta cota. Y ha estallado en un periódico del grupo de uno de los grandes magnates de la comunicación del mundo, Rupert Murdoch. Éste ha comparecido hoy ante una comisión del parlamento británico. Con su hijo, su mano derecha y heredero del Imperio. En una sesión impecable, ellos y la jefa del Grupo en el Reino Unido, se han sometido al interrogatorio de diputados. Por supuesto Murdoch ha negado conocer las prácticas ilegales. Lo que es plausible. Él dirige un Imperio en el que el periódico afectado, aunque vendiera millones de ejemplares, solo supone un 1% del negocio total. Pero más allá de los delitos puntuales, lo que se juzga ya en Londres es el modelo periodístico. Que fuerza a violar la ética para acabar violandao la ley. Y sobre todo las relaciones del poder político con este inmenso poder mediático. Todo indica que el poder político ha estado sometido a este poder sin escrúpulos ni control de la fábrica de sentimientos, apetitos y voluntades. Habrá más víctimas de este escándalo. Y el primer ministro David Cameron tendrá suerte si no es una de ellas. Porque su grado de intimidad con los jefes del medio del escándalo es otro escándalo en sí. Habrá que tener cuidado. Porque la política, humillada al revelarse su grado de sumisión a la prensa amarilla, puede verse tentada a aprovechar el momento para dar la vuelta a la tortilla. Y por medio de leyes cambiar una sumisión por otra.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
12 + 3 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%