Palabra de meteo

El tiempo y el hundimiento del Titanic

02.04.2012 | 0 Comentarios
Mapa Titanic meteo

 El 15 de abril se cumplen 100 años de una de las mayores tragedias del siglo XX: el hundimiento del Titanic. 1.500 personas fallecieron en el accidente, de un total de 2.200 que se encontraban en el transatlántico en el momento del impacto contra un iceberg en aguas del Atlántico Oeste. Realmente, el siniestro pudo haberse evitado, pero una combinación nefasta de factores ayudó a que se produjera la fatalidad, como, por ejemplo, la excesiva velocidad del transatlántico en su afán por llegar cuanto antes a Nueva York, su destino final, y marcar un hito en la historia de los transportes marítimos.

Además de los factores humanos, las condiciones meteorológicas también ayudaron a que el Titanic chocara contra un iceberg, puesto que el día del impacto, el navío se había adentrado en una gran área anticiclónica denominada “Alta Ártica”, algo parecido al Anticiclón de las Azores, pero que se genera sobre Canadá y se descuelga hacia el sur con regularidad. Esta zona de altas presiones facilitó que el tiempo fuese muy estable durante aquel 15 de abril y que, tal y como describen algunos supervivientes, disfrutaran de un cielo totalmente estrellado. De hecho, el mar se encontraba, literalmente,” como un espejo” debido a la ausencia total de viento. Algunos científicos afirman que, por mínimo que hubiese sido el viento, habría provocado olas al chocar contra el iceberg y el sonido de éstas podría haber alertado de las cercanías del gran bloque de hielo al puente de mando. Por si fuera poco, la ausencia de la luna en el cielo, al encontrarse en fase nueva, también ayudaba a tener una visibilidad prácticamente nula.

El papel de la luna, además, muy probablemente fue todavía más importante en el hundimiento del Titanic, debido a un fenómeno astronómico que se produjo 3 meses antes.  Según un estudio publicado en la revista Sky & Telescope, y elaborado por los científicos de la Universidad de Texas, Donald Olson y Russell Doeschler, el 4 de enero de 1912 se produjo un alineamiento entre el Sol, la Luna y la Tierra, de tal forma que los dos primeros ejercieron una mayor fuerza de atracción sobre las aguas de nuestro planeta y provocaron una “marea de primavera”, que se caracteriza por alcanzar niveles más altos de lo normal. Además, durante ese 4 de enero, la Luna estaba en su fase de perigeo, es decir, su posición más cercana a la Tierra, mientras que nuestro planeta se encontraba en el perihelio, el momento del año en el que nos situamos más cerca del Sol. Esta combinación de posicionamientos de los astros no es nada común, y de hecho no se volverá a repetir hasta 2257 y no se había producido desde el 796 a.c.

El aumento del nivel del mar en esa “marea de primavera”, muy probablemente, desalojó un mayor número de icebergs de la costa de Canadá, donde acostumbran a quedar anclados, después de haberse desprendido de los glaciares de Groenlandia y ser arrastrados hacia el sur por la Corriente del Labrador, un flujo de agua muy fría que proviene del Ártico y que bordea la costa oriental del norte de América del Norte. De hecho, los barcos que acudieron al rescate de los 700 supervivientes del hundimiento  destacaron la gran cantidad de bloques de hielo que encontraron en su viaje, e incluso durante ese año 1912, las grandes rutas marítimas utilizadas como vías de comercio a esas latitudes tuvieron que desplazarse hacia el sur para evitar tragedias semejantes.

En definitiva, la causa directa del hundimiento del Titanic fue el choque contra un iceberg, pero indirectamente, las condiciones meteorológicas y astronómicas jugaron un papel fundamental y no ayudaron, en ningún momento, a evitar la catástrofe. 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
8 + 7 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
tiempo_70x80

Este es un lugar de encuentro, para curiosear sobre todo lo relacionado con la meteorología, de la mano de nuestros presentadores del tiempo: Jacob Petrus, Antonio López, Adrián Cordero y Lucía Bustillo. 

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%