La Opinión de Hermann Tertsch

El tesoro español

28.04.2011 | 0 Comentarios
Ana Maria Matute

Tenemos una lengua que es un tesoro. Es el español o castellano. Es una lengua que hablan más de 400 millones de habitantes del planeta. Una lengua viva y vigorosa como pocas. En crecimiento, desarrollo, cambio y sobre todo expansión.

Pero tenemos también una lengua que es despreciada, paradójicamente, en la tierra donde surgió. Una lengua acosada por estrechas mentes nacionalistas, por inquisidores regionalistas, provincianos o cantonales. Una lengua que no ha sido protegida de estas agresiones por los Gobiernos. Que por ventajas partidistas o cálculos políticos cortoplacistas han tolerado su marginación e incluso proscripción en partes del territorio de España.

Pese a ser la única lengua oficial en todo el territorio, por mandato constitucional, se la quiere expulsar del ámbito oficial y educativo en varias regiones. Con efectos trágicos tanto para millones que la tienen por lengua materna, como para todos los demás que crecerán con una cultura española mutilada.

Pero hay días en que nuestra lengua común a todos los españoles asume el protagonismo que tanto se le quiere robar. Uno de esos días es el de la entrega del Premio Cervantes, que lleva el nombre del máximo genio de la Lengua Española. Habitualmente es el 23 de abril, día de la muerte de Miguel de Cervantes y en la Universidad de la ciudad que lo vió nacer, Alcalá de Henares.

Este año se ha entregado con cuatro días de retraso, en el día 27 que acaba de concluir. Y lo ha recibido una gran señora de las Letras españolas, Ana Maria Matute, de manos de los Reyes de España. Ha sido una jornada memorable. Cuyos momentos de máxima emoción han estado en la lectura del discurso de la premiada. A sus ochentaicinco años, ha leído un discurso conmovedor de gratitud a la vida, nada fácil y con pasajes tormentosos. Y de gratitud suprema a la literatura que fue, como dijo, "el faro salvador de muchas de mis tormentas".

Ana Maria Matute ha lanzado hacia el pasado su mirada limpia para evocarnos su infancia y su ingreso en el mundo que la protegió, alimentó e hizo feliz, que no es otro que el de la literatura. Sólo se le escapó a Matute un reproche y no al pasado sino al presente. Cuando habló del temor a la mutilación de la literatura por esa nueva inquisición de lo políticamente correcto, que nos quiere imponer sus dogmas enanos en el pensamiento, en el lenguaje y en la creación.

Ana Maria Matutes es la tercera mujer que recibe el premio. Son pocas, cierto. Otras vendrán. Ella, una mujer fuerte, nos deja el legado de su vasta obra y el ejemplo de una vida volcada en el milagro de la invención en esta maravillosa lengua que tenemos la suerte de llamar nuestra.  
 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
1 + 9 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%