Nos queda la música

El Sol

29.09.2011 | 0 Comentarios
Marcela San Martín, responsable de programación de la sala El Sol

En el blog de “Nos queda la música” pretendemos explorar cada rincón de la escena madrileña. Y la música en directo es parte fundamental. Pasamos mucho tiempo en locales con programación regular de conciertos así que esta temporada se nos ha ocurrido entrevistar a sus responsables.

A razón de una sala al mes, iremos conociendo un poquito más esos “templos” (históricos o no tanto) que dinamizan y dan posibilidades a los grupos nuevos. Y nos gustaría contar con vosotros: contadnos vuestras experiencias, vuestras anécdotas, vuestras opiniones sobre dichas salas. En nuestra página en Facebook “Nos queda la música y Central de sonidos”.

Y para empezar, una sala obligatoria, una de las más veteranas de la capital: El Sol. Nos hemos puesto en contacto con Marcela San Martín, amiga y responsable de programación de este mítico local que ha cumplido ya 32 años.

-¿Cómo describirías El Sol a alguien que no conozca la sala?

El Sol es un espacio abierto a las demostraciones culturales que laten a nuestro alrededor, con la música como seña de identidad. Llevamos 32 años latiendo al ritmo que marca el sentir de Madrid. Es un lugar de encuentro donde escuchar la mejor música y donde tomar la penúltima copa entre amigos. Bajar por su escalera de caracol y pisar ese suelo rojo es adentrarte en la aventura. Cada noche es diferente. El Sol es la sala que vio nacer sobre su escenario a grupos como Nacha Pop, Paraíso o a The Strokes, Ben Harper y a The Clash, entre muchos otros. Y detrás de todo ello está un equipo formado por 35 personas, que se encargan día a día y noche tras noche de que todo esté a punto para abrir sus puertas.

-¿Cuándo estuviste por primera vez en El Sol como espectadora?

No lo recuerdo muy bien, creo que en el 93/94. Hace ya mucho tiempo de aquello.

-¿Y cuándo empezaste a trabajar allí? En octubre de 1995, justo para la producción del concierto presentación del disco editado por El Sol de los Neverly Brothers. Recuerdo que pedí a mis amigos que me ayudaran a envolver los CD’s en paquetitos de regalo las dos noches antes del evento. Aún guardamos alguno.

-¿Cuál es la labor de una programadora de una sala como El Sol? ¿Cómo llevas a cabo tu trabajo?

Mi trabajo consiste en programar eventos durante 5 días a la semana durante 11 meses al año, intentando que estas propuestas sean atractivas para el público. Para ello es necesario conocer el trabajo que están realizando los músicos, las discográficas, los promotores y cuál es la demanda del público. Es fundamental contar con un equipo técnico y profesional de primera línea, para que el/los músicos se sientan a gusto sobre el escenario. Y el público quede satisfecho. También tenemos que tener un ojo sobre el calendario futbolístico –sí, cuando hay fútbol no hay concierto que valga- y otro, sobre la programación de los grandes promotores. Si tocan Foo Fighters en Madrid, ten claro que allí estaré e intentaré que vengan a tomar una copa después a El Sol. Es broma. Intentaría programar algo completamente diferente, porque hay público suficiente para todos los gustos.

-¿Qué es lo que más y menos te gusta de tu trabajo allí?

Actualmente me gusta todo lo que hago en El Sol. Me siento una persona privilegiada por hacer lo que más me gusta. Incluso cuando me cancelan una fecha con poco tiempo, eso me obliga a estrujarme el cerebro y remover Roma con Santiago para ofrecer algo interesante a nuestro público. Cada día es un reto.

-Imagina un grupo que esté empezando, ¿qué debe hacer para poder tocar en El Sol?

Precisamente esa ha sido y es la labor de El Sol. Grupos que ahora son mundialmente conocidos han tocado por primera vez en España en nuestra sala. Me refiero, por ejemplo, a The Corrs, que tocaron frente a 80 personas; Dover, Alanis Morissette, Ben Harper, también frente a 60 personas. Todos tuvieron su primera vez. Y El Sol está ahí para presentarlos.

-¿Cuál es tu concierto favorito de todos los que has programado?

Organizar los conciertos de “Músicos por Haití” y “Músicos por Chile”. Ambos realizados en un tiempo record y donde contamos con la participación desinteresada de Nacho Vegas, Vetusta Morla, Víctor Coyote, Amaral, Paul Collins, Cooper, Seguridad Social, Zenet, Christina Rosenvinge, entre otros. Fue maravilloso cómo se implicaron los músicos, los promotores, la prensa... Aún sigo agradecida por ello. Debo añadir también el concierto que realizamos en menos de 20 horas de Alanis Morissette. Fue todo un despliegue de organización del equipo que formamos El Sol.

-¿Y el mayor éxito?

Programar el concierto de The Strokes fue todo un reto. Ser elegida una de las 5 salas de su gira por 5 ciudades europeas fue una responsabilidad y un regalo para nosotros.

-¿Alguno que te gustaría olvidar?

No hay ninguno que quiera olvidar. De todos aprendes y creces.

-¿Quién te gustaría que tocara en El Sol y que aún no lo ha hecho?

Son muchos a los que me encantaría ver sobre el escenario de El Sol: The Rolling Stones, Tom Petty, Arcade Fire, Foo Fighters o a los Beatles del futuro. Todo llega.

-¿Cómo ha cambiado la sala en el tiempo que llevas trabajando allí? ¿Cómo ha cambiado la música que suena? ¿Los conciertos? ¿Lo que se pincha? ¿El público?

El Sol está vivo, por eso evoluciona a medida que el público cambia. Antes se salía entre semana y uno llegaba de empalmada al trabajo. Ahora mismo eso es casi impensable. En el trabajo tienes que rendir al 120% o puedes acabar en la calle. Detrás de ti hay un número importante de personas dispuestas a ocupar tu puesto de trabajo. Julio Patiño y José Lanot, los DJ’s residentes de El Sol, son auténticas enciclopedias musicales. Siempre están buscando nuevos sonidos, nuevos ritmos. Lo que encuentran lo trasladan a las sesiones y la respuesta del público es positiva. Han creado escuela. Incluso se habla de “la música de El Sol” como género. Obviamente hay un cambio generacional y debemos adaptarnos a los nuevos tiempos, y con ello, a los nuevos sonidos. En este punto hemos sido abanderados. Eso no quita para que sigamos creando eventos que sean atractivos a nuestro público. Y aquí te doy una primicia: el próximo jueves 6 de octubre, daremos el pistoletazo de salida a GIMME 4, donde 4 especialistas rebuscarán esas canciones que te harán bailar, sudar y cantar desde que acaba el concierto y hasta el amanecer. Ahora programamos más conciertos que hace 15 años. Se ha profesionalizado este sector y el público demanda más música en directo. Y nosotros estamos preparados para ello.

-¿Cuál es tu rincón favorito de El Sol?

Los camerinos. Me gusta pasear por ellos sola y descubrir una nueva firma o dibujo en la pared. Son el alma de El Sol.

-¿Te gustaría añadir algo?

Me encantaría que El Sol fuese promotora de conciertos. Sería un regalo. Y seguir vivitos y coleando otros 32 años más como poco...

- Así sea.

Foto: Juan Pérez-Fajardo (c)

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
11 + 7 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%