Las buenas palabras

El motor del lenguaje

29.06.2012 | 0 Comentarios
El motor del lenguaje

El lenguaje del mundo del motor se está volviendo tan críptico que algunos no saben ni cómo elegir auto. Hay palabras que han caído o están cayendo en desuso. Por ejemplo estárter, porque ya no hay un sistema manual para facilitar el arranque. O familiar, porque los fabricantes han ido imponiendo términos sustitutivos como gran turismo, station wagon, SW, sportbreak o avant.

Las bombillas son leds, las bolsas son airbags
La aparición de nuevos ingenios técnicos provoca la génesis de neologismos, habitualmente ingleses. Leds son esas bombillitas que han sustituido a las tradicionales. Algunos de estos términos son acrósticos, como el ESP, que en alemán significa “programa electrónico de estabilidad”. El ESP es un sistema que toma momentáneamente el control del vehículo para evitar que nosotros lo perdamos definitivamente. A veces españolizamos el término y decimos control de estabilidad. Creo que ya es tarde para sustituir airbag por el equivalente español bolsa de aire. Sí decimos control de crucero en lugar de "cruise control".

 

Tracción trasera es incorrecto
Tracción total es el movimiento generado desde los dos ejes del automóvil. Hay marcas que utilizan su propio término, como Audi con "Tracción Quattro". Pero, atención: no se dice tracción trasera porque se incurre en oxímoron. Tracción es, según la Academia, "acción y efecto de tirar de algo para moverlo o arrastrarlo”. Una acción que se realiza desde delante. Cuando el eje motriz es el trasero, el coche impele, no tira. No hay tracción, sino empuje. Debemos decir simplemente, pues, tracción y propulsión y entender que hablamos, respectivamente, de movimiento generado desde delante o desde atrás.
Lo de "cambiar las ruedas" normalmente no es correcto, a no ser que de verdad las cambiemos completas. Rueda es el conjunto de neumático, llanta, tapacubos y otros componentes. Si lo que vamos a sustituir es el conjunto de neumáticos, obviamente lo idóneo es decir eso, "cambiar los neumáticos". O, más coloquialmente, "cambiar las gomas". Para expresar la deformación del neumático que forma granos o bultitos en su superficie algunos dicen graining. Otro barbarismo más extendido es restyling cuando un fabricante retoca estéticamente un modelo. Los periodistas españoles especializados utilizan a menudo el más natural y preferible lavado de cara. Algunos anglicismos que sí escribimos pero la mayoría no entiende son chattering (vibración), plug-in (enchufable), grid (en las carreras, parrilla), y grip (agarre).

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
2 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
cerro_rafa_70

El periodista de Onda Madrid Rafael Cerro intenta demostrar que hablar correctamente puede, a veces, no ser cuestión de cultura sino de mera lógica. Estamos obligados a hacernos entender. Lázaro Carreter explicaba que el buen hablante no es el que practica el habla de la clase culta, sino el que domina más registros. “El lenguaje sirve para pensar; hablando mejor somos más libres”.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%