A los toros

El mejor de los tratamientos

17.06.2013 | 0 Comentarios
El mejor de los tratamientos

Terminó San Isidro, -con su apéndice en versión bis de “Arte y Cultura” como coletilla-, y es el momento de hacer balance. Los premios son una buena referencia. La mayoría de ellos le otorgan el honor de triunfador y/o mejor faena a Iván Fandiño.

La disputa ha estado entre el de Orduña y Alejandro Talavante, Alberto Aguilar y Antonio Ferrera, sin olvidar a Joselito Adame, ausente para algunos jurados por no incluir en la valoración de sus fallos la parte contratante de la segunda parte.

Ha habido oferta y variedad para elegir. Y eso que son muchas la orejas que ofrecían los toros lidiados que no se han cortado. Unas por el fallo a espadas, otras por el fallo en la lidia, por no acoplarse, por no entenderse, por no aprovechar lo que los toros les ofrecían a los de luces. Lo más sangrante los novillos de Guadaira y Nazario Ibáñez desaprovechados por quienes, -los novilleros-, lo tienen todo por demostrar.

Los jurados también han podido debatir sobre el apartado bovino. También aquí ha habido muchos candidatos. Bastantes más. Las corridas de Adolfo Martín y de Victoriano del Río, y muchos toros sueltos: de Alcurrucén, Escolar, Bayones, Puerto de San Lorenzo, Parladé, Bohórquez, Carmen Segovia, Cuadri, Montecillo, González Sánchez-Dalp… Al final se llevaron el “toro al agua” los criados por Adolfo. “Marinero”, un sexto toro que con matices dio espectáculo en todos los tercios, y que supieron lucir los hombres de Javier Castaño, que dieron una inusitada vuelta al ruedo por aclamación popular; Alcurrucén y Victoriano del Río, se llevaron los premios según el jurado que correspondiera decidir.

San Isidro 2013 ha sido mejor de lo que pintan algunos. Con más vacíos, -sobre todo en el tendido cinco de sol-, de lo que la empresa Taurodelta esperaba, especialmente en el apéndice de “Arte y Cultura”, lo que demuestra un año más el error que supone su desgajamiento de la feria principal. Y no tanto por la confección de los carteles, sino por la crisis.

Una crisis que está haciendo daño a los toros, como también se ha podido observar en los cines, los teatros y los estadios de fútbol. Una crisis que, como la fiebre, está indicando que estamos ante un cuadro de infección. De los taurinos depende que se realice un buen diagnóstico y se pueda aplicar el mejor de los tratamientos. San Isidro también ha servido para invitar a la reflexión.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
4 + 5 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
moncholi_foto70

Miguel Angel Moncholi es periodista taurino por afición y por vocación. Doctor en Ciencias de la Información y Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid, Técnico en Relaciones Públicas, Diplomado en Protocolo y Profesor universitario, es Editor de Información taurina en Telemadrid, por cuyo trabajo en éste y en otro medios, como la Cadena SER, Burladero.com y un largo etcétera, ha sido premiado con una “Antena de Oro de Radio y Televisión”, dos “Premios Ondas”, tres “Premios de la Academia de Televisión”, un premio “Guillermo Marconi” y tres premios “Cossío”. Pero, su mejor premio es el contacto diario con la vida.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%