Libros que merecen la pena

El guionista de la Transición. Torcuato Fernández-Miranda, el profesor del Rey

27.07.2015 | 0 Comentarios
El guionista de la Transición. Torcuato Fernández-Miranda, el profesor del Rey

Título: El guionista de la Transición. Torcuato Fernández-Miranda, el profesor del Rey.
Autor: Juan Fernández-Miranda.
Editorial: Penguin Random House Grupo Editorial. Barcelona, 2015.
Puntuación: 9.

En su despacho oficial, junto a varios retratos familiares, el rey Juan Carlos I sólo tenía la foto de un político: Torcuato Fernández-Miranda, su antiguo profesor que había sido presidente de las Cortes durante el periodo más crítico de la Transición, entre noviembre de 1975 y junio de 1977.

En este 2015 se cumple el centenario de su nacimiento, en Gijón (Asturias), y un sobrino-nieto –Juan Fernández-Miranda, periodista del diario ABC- acaba de publicar una excelente biografía del que fue uno de los políticos más importantes de su época. 

Como bien pone de relieve este libro, Torcuato Fernández-Miranda fue sobre todo un hijo de su tiempo. Estudiante de Derecho que asistió en Oviedo, con horror y estupefacción, a la rebelión izquierdista contra el gobierno republicano de centro-derecha. Hijo de una familia numerosa –diez hijos- de clase media y sólidas convicciones religiosas, que sólo por este hecho fue perseguida en Gijón durante el primer año de la Guerra Civil, en la que fue asesinado un hermano del padre. Alférez provisional en el Ejército Nacional de Francisco Franco, combatiente destacado en la batalla del Ebro y herido por dos veces. 

Como tantos españoles de su generación, esa experiencia le sirvió a Fernández-Miranda para asumir un compromiso duradero asentado sobre dos pilares: dar lo mejor de sí mismo para reconstruir España y hacer todo lo posible para evitar que se repitiera el horror de la guerra. Brillante catedrático de Derecho Político, desempeñó su primer cargo público a comienzos de los años 50, como director general de Enseñanza Media en el ministerio de Educación de Joaquín Ruiz Jiménez. Pasó a primera fila cuando en octubre de 1969 fue nombrado ministro secretario general del Movimiento –uno de sus primeros gestos fue sustituir las camisas azules falangistas del personal por otras blancas-, para ser luego vicepresidente en el gobierno de Luis Carrero Blanco (junio-diciembre de 1973). Gestionó con inteligencia y prudencia el tremendo impacto del asesinato de Carrero y, tras casi dos años de semi ostracismo, fue elegido por el nuevo Rey en noviembre de 1975 para ocupar la presidencia de las Cortes. Suya fue la dirección estratégica de la Transición –De la Ley a la Ley-, la selección de Adolfo Suárez en el Consejo del Reino como candidato a la presidencia del Gobierno –“Estoy en condiciones de ofrecer al Rey lo que el Rey me ha pedido”- y por fin el extraordinario debate que significó la aprobación de la Ley de Reforma Política, en noviembre de 1976. 

Supo retirarse a tiempo poco antes de las primeras elecciones democráticas, en junio de 1977, y en esa época comenzaron sus crecientes discrepancias políticas con Suárez, hasta su muerte en Londres en 1980, con sólo 65 años, a causa de una dolencia cardiaca originada por una antigua herida de guerra.

El libro merece la pena, como descripción de una etapa crucial de la historia de España. Aunque también se puede matizar que los muertos de la guerra civil no fueron más de medio millón, sino bastantes menos, y que Fernández-Miranda no pudo ver satisfecho su empeño de que las primeras elecciones libres significasen, de forma inequívoca, un referendo del régimen de Franco. 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
1 + 4 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
platon70x80

Periodista y autor de una decena de libros sobre historia contemporánea, es director de Multimedia en Radiotelevisión Madrid. En este blog lleva a cabo un seguimiento puntual de los ensayos más interesantes (no necesariamente los más vendidos) publicados en España.

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%