Las buenas palabras

El fútbol, realidad sociológica

20.04.2012 | 0 Comentarios
Cristiano Ronaldo y Kaká

A lo mejor un día escuchamos por la radio este parlamento épico: “el Barça ganó la Champions al Mocejón gracias a un hat trick de Leo, que se aseguró así el FIFA World Player. El crack argentino le dio de este modo al coach catalán la alegría de su vida en un match caracterizado por el fair play y por el continuo pressing del Barcelona. Sólo los hooligans del Mocejón, enojados, aguaron parcialmente la fiesta”.

En español, el idioma que mejor entendemos por aquí, esto sonaría más o menos así: “El Barça ganó la Liga de Campeones al Mocejón gracias a tres goles de Leo Messi, que se aseguró así el título de mejor jugador del mundo. La estrella argentina le dio de este modo al entrenador catalán la alegría de su vida en un partido caracterizado por el juego limpio y por la continua presión del Barcelona. Sólo los hinchas más exaltados del Mocejón aguaron parcialmente la fiesta”.

Hablando de tríos de goles, “triplete” es, en biología, “secuencia de tres nucleótidos en un ácido nucleico”. En física, “raya espectral triple”. Sólo eso. Lo que quizá sí podríamos utilizar como victoria en tres campeonatos, aunque cogido muy por los pelos, es “tripleta”, voz que la Academia define como “conjunto de tres personas, animales o cosas”.

Más particularidades del lenguaje del fútbol, ya sean o no anglicismos.

Play offs ha eliminado, precisamente, “eliminatorias”.
Off side: ha sustituido a “fuera de juego". No es admisible tampoco en la forma en la que, con el tiempo, fue degenerando: orside.
Coach: parece que decir “entrenador” es más sencillo, ¿no? Si decimos coach, ¿Por qué no decimos, por ejemplo, trainer, en alemán?
“Dupla”: el Diccionario remite a "duplo", que define como "doble”.

También hay, como no podía ser de otro modo, algunos términos del fútbol que han enriquecido nuestro lenguaje. Uno es “tangana”, que quiere decir “trifulca” o “pelea”. Por cierto: también se dice “tángana”. Otro es “rabona”, que significa “juego de poca entidad” o “patada con un pie que pasa por detrás del otro, normalmente con finalidad de hacer burla del rival”.

El fútbol es una realidad sociológica que, para bien o para mal, invade nuestro lenguaje y el resto de nuestras vidas, tanto las de los que lo disfrutan como las de los que lo aborrecen. Incluso si ni siquiera les gusta el partido del siglo. Por cierto: ¿Cuántos partidos de cada año son el partido del siglo?

En Twitter: @rafaelcerro

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
3 + 2 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
cerro_rafa_70

El periodista de Onda Madrid Rafael Cerro intenta demostrar que hablar correctamente puede, a veces, no ser cuestión de cultura sino de mera lógica. Estamos obligados a hacernos entender. Lázaro Carreter explicaba que el buen hablante no es el que practica el habla de la clase culta, sino el que domina más registros. “El lenguaje sirve para pensar; hablando mejor somos más libres”.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%