La Opinión de Hermann Tertsch

El encuentro

25.11.2011 | 0 Comentarios
Mariano Rajoy

Es realmente una pena que no dispusiéramos de imagen alguna del encuentro de Moncloa el miércoles entre los presidentes de Gobierno, el saliente y el entrante.

Una fotografía de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy juntos habría sido un buen mensaje para los españoles pero también para Europa. Para transmitir la imagen de cooperación y lealtad insititucional. No sabemos quien no la ha querido. Hay por supuesto interpretaciones crueles de esta sorprendente ausencia de los fotógrafos. Hay quienes dicen que Mariano Rajoy no puede tener demasiado interés en esta foto. Cuando quiere dejar clara la ruptura radical con la era Zapatero. Y con todas las prácticas torticeras y la falta de seridad que en Europa se asocian a la misma. Son los que piensan que cualquier sugerencia de acuerdo entre Zapatero y Rajoy, dada la reputación del primero, no puede sino dañar al segundo.

Sea como fuere, lo necesario es que la transferencia de poder sea rápida y eficaz. Dirigentes del PP aseguran creer a Zapatero cuando este dice que ha dado orden de que sea impecable. Preocupa un poco esta confianza tan rotunda del que ya es nuevo partido de Gobierno. Porque todos recordamos la falta de fiabilidad como una de las características principales de Zapatero y sus equipos. Y los últimos casos de monumentales engaños por parte de los equipos socialistas de Gobierno son muy recientes y van desde los agujeros sin fondo del difunto tripartito catalán a los pozos negros de ayuntamientos perdidos por los socialistas en toda la geografía española.

Todos deseamos que este excesivamente largo periodo de transición se complete cuanto antes y de forma satisfactoria. Pero son muchos los preocupados con que el equipo entrante haga gala de excesiva buena fe y escasa memoria si deja primar a la confianza sobre el control en esta delicada fase. Hayq ue aplaudir la decisión de Rajoy de dar por finiquitada la era de sectarismo impuesta en España por Zapatero. Y su afán por no ver otros enemigos que la crisis. Pero los medios cercanos al socialismo demuestran que no han dado ni un día de tregua a Rajoy. Y no cesan en su afan por dinamitar su labor desde el principio. Por eso, sin dejar de dar la bienvenida a las buenas palabras, hay que exigirle al equipo de negociación que mantenga la guardia alta. La experiencia dicta la necesidad de evitar en este periodo actitudes tramposas. Porque en los últimos ocho años han sido habituales.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
3 + 6 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%