Ahorra o nunca

El agua caliente, al dente

22.11.2013 | 0 Comentarios
ducha_caliente_shower

El agua caliente es, después de la calefacción, el mayor consumidor de energía del hogar, supone hasta el 25% del total. A pesar de ello, resulta sorprendente el derroche habitual al que es sometida. Una de las ineficiencias más alarmantes la realizamos a diario al calentar el agua para luego mezclarla con la fría ¿tiene algún sentido? Por supuesto, no.

Es fácil averiguar si su dinero se pierde por el sumidero de la cocina. Simplemente, encienda el grifo en la posición de caliente  y toque el chorro. Si se quema, es que esa agua es inutilizable para el contacto humano. No queda otra que rebajar la temperatura con agua fría. En definitiva, calentamos para enfriarla. Es inútil.

Existe el consenso de que una temperatura de entre 30º y 35º es suficiente para que el aseo personal resulte cómodo. Así que, si tenemos la opción, reduciremos la temperatura de la caldera hasta esa horquilla. Pero puede ser que nuestro grifo se encuentre a bastante distancia del calentador y que la temperatura fijada no sea realmente la que finalmente sale por el grifo. Lo más recomendable entonces sería probar hasta que la temperatura nos resultara la más adecuada sin mezclarla con la fría. Notará un ahorro importante en su factura de gas o electricidad, según sea su equipamiento.

 

Si usted es de los que disfrutan con los baños extra-caliente o puede elevar la temperatura hasta donde guste. Tras disfrutar de su tórrida inmersión vuelva a situar el termostato de la caldera al nivel anterior.

Otra forma de ahorrar es la utilización de una grifería monomando. Es la más empleada en la actualidad y proporciona importantes ahorros de agua. Si dispone de uno de esos grifos sitúe siempre el mando en la posición de agua fría cuando esté cerrado. Así evitaremos gastos inútiles cuando, de manera automática, realicemos los clásicos micro consumos. Son muy habituales en la cocina para aclarados o enjuagados inmediatos, casi instintivos. Si el monomando está en posición de agua caliente o templada, la caldera y la bomba del calentador se pondrán en marcha cada vez que abramos el grifo, aunque sea para un segundo, provocando un gasto innecesario y una degradación de la caldera inútil.

Por último, recuerde que siempre es más recomendable una ducha corta a un baño. Eso sí, la ducha corta. A partir de los 10 minutos con el grifo abierto, la ducha deja de ser la opción más rentable
 

Twitter: Javier Gálvez

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
4 + 1 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
GALVEZ70X80

“Decían que iba para charlatán de feria, pero yo quería ser carpintero. Acabé siendo periodista. Alguien me dijo una vez que gastar menos es gastar mejor, y, casi siempre,  es posible. Le creí. Ahora sueño con un mundo más eficiente, porque creo que sí se puede.  La economía es el medio; el fin es ahorrar. Léeme y te diré cómo.”

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%