Nos queda la música

Eels

20.09.2010 | 0 Comentarios
Eels
 
Estuvimos viendo a Eels el sábado por la noche. Nosotros y medio Madrid.
Llenazo en La Riviera para el reencuentro con Mark Oliver Everett y sus cuatro compañeros igualmente barbudos. Un concierto fantástico con el que E certifica el buen momento que atraviesa.
 
La carrera de cualquier músico está llena de altibajos. Incluso manteniendo un alto nivel artístico su repercusión suele ir a la baja. El primer álbum de Eels se editó en 1996, e incluyendo esbozos anteriores, sumamos más de 15 años de trayectoria.
El éxito del debut (“Beautiful freak”) y su problemática continuación (“Electro-shock blues”, 1998, con la muerte rondando alrededor) parece irrepetible. Reinvenciones posteriores no lograron la misma atención a pesar de discos más que notables. Y, de repente, el parón. Parón relativo y bien aprovechado. Un recopilatorio, unas rarezas, un documental y un libro…
 
 
Hasta el acelerón del último año. Con tres trabajos completamente distintos: “Hombre lobo” (2009, el rockero), “End Times” (2010, el acústico) y “Tomorrow Morning” (2010, el juguetón, recién publicado). Discos más o menos afortunados que, ya sin el amparo multinacional, muestran a un E totalmente libre e imprevisible.
 
El nombre de Eels cotiza al alza de nuevo. Aunque en su revalorización seguramente pesa más el libro que la música: “Cosas que los nietos deberían saber” (Blackie Books, 2009), una autobiografía apasionante. Y un inesperado éxito de ventas incluso en nuestro país.
 
 
Lo dicho: estuvimos viendo a Eels el sábado por la noche. Hora y media de concierto feliz. Un E con mono blanco y casco (bajo el pañuelo había un casco, ¿no?). Un obrero musical que hizo lo que le dio la gana dejando a todo el mundo contento.
 
Empezó en acústico con la preciosa “Grace Kelly Blues”, fue incorporando a sus músicos, se metió en el garaje, añadió un poco de funk, le dio todas las vueltas que quiso a sus clásicos, sorprendió con algunas versiones (“She said yeah” de los Rolling Stones, “Summer in the city” de Lovin’ Spoonful e incluso un extraño “Summertime” de Gershwin) y remató con un par de bises deliciosos.
Quizá se le fue la mano “rockanroleando” en el tramo final… Quizá se dejó en el tintero algunas joyas emocionantes… No importa: una actuación memorable que pone el listón muy alto y arranca una temporada de música en directo llena de expectativas.
 
 
Mañana, sin ir más lejos, os contamos cuáles son los conciertos recomendados por “Nos queda la música” esta semana en la capital.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
1 + 4 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%