La Opinión de Hermann Tertsch

Des-Unión Europea

23.03.2011 | 0 Comentarios
La ONU autoriza ataques aereos contra Gadafi “para proteger a la población civil libia”

Práctica unanimidad. 336 votos a favor de 340 emitidos. El presidente Rodríguez Zapatero sí que ha podido contar con la lealtad abrumadora del congreso de los diputados. Para una decisión de política exterior de la máxima gravedad. Nada menos que meter a nuestro país en una guerra. Aunque muchos se deseseperan por destacar ahora las diferencias entre Irak, Afganistán y Libia, lo cierto es que en España, la diferencia fundamental es que el presidente ha contado con el apoyo cerrado del parlamento. Y nadie, salvo el aislado Llamazares, ha querido hacer sangre política de las obvias contradicciones del jefe del Gobierno.

El mandato de la operación es claro: cerrar el espacio aéreo a la aviación de Gadafi y destruir en tierra a sus unidades que amenacen con agredir a la población civil. Esto último ha vuelto a suceder este martes de forma masiva. El ejército de Gadafi ha asaltado la ciudad de Misrata y atacado de nuevo Bengasi. Podría decirse que el objeto fundamental de esta operación es destruir las armas que Occidente le ha vendido a Gadafi, tras haberse comprobado que las utiliza masivamente para aplastar a su pueblo.

Las reservas a una implicación militar como esta son obvias. Y quizás lo único sorprendente sea precisamente el entusiasmo de Zapatero por ponerse a la cabeza de la intervención, atribuyéndose un papel importante que obviamente no tiene. Es cierto que las guerras se sabe como comienzan pero no como acaban. Y muchos temen que si no se produce una caída rápida de Gadafi en pocas semanas la situación se enquiste.

Desde luego lo que estamos viendo en la cúpula de mando de esta operación no es para ser optimista. Llevamos cuatro días de guerra y los países europeos ya dirimen públicamente sus diferencias sobre mando, competencias y organización. Washington ya ha dejado claro que abandona la dirección que adoptó para que pudiera comenzar esta operación. Y para evitar la matanza en Bengasi.

El espectáculo que están dando los líderes europeos es perfectamente lamentable. Para echarse a temblar si pensamos que son los mismos que habrían de asumir nuestra defensa aquí, si nos vieramos inmersos en una guerra en nuestro propio territorio. Ayer, estos líderes tampoco fueron capaces de llegar a un acuerdo sobre la estructura de mando. Y Francia salió con la idea de un directorio político que, si nos suena raro a nosotros, imagínense a los países afectados no europeos.

El sentido común urge porque la situación general en la región no da respiro. Ayer se extendieron las manifestaciones en otro país sometido a una dictadura tan brutal como la de Gadafi. Que es Siria. Y algo más al sur, el presidente de Yemen ya está a punto de ser derrocado. Están pasando cosas demasiado serias como para tolerar el espectáculo de desunion de los europeos. ¡Dios mío, señores, en qué manos estamos!

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
2 + 16 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%