La Opinión de Hermann Tertsch

Dejar el poder

01.03.2011 | 0 Comentarios
Hillary Clinton

Han tardado. Pero finalmente se ha puesto en marcha la Comunidad Internacional para hacer lo posible para acabar cuanto antes con lo que queda del régimen de Muammar el Gadafi en Libia.

La ONU, la Unión Europea y Estados Unidos parecen ya actuar desde este lunes, por fín, de forma coordinada. Los llamamientos tibios y bienintencionados exhortando a Gadafi a una conducta más civilizada era ya ridículos. Han dado paso a una postura inequívoca. Y ni los chinos ni los rusos han podido ya objetar a la vista de las atrocidades habidas.

La ha formulado hace unas horas la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton: Gadafi tiene que dejar el poder ya. El Consejo de Seguridad ha abierto directamente los procedimientos para que el Tribunal de La Haya acuse a Gadafi y sus colaboradores de crímenes de guerra. Esto es más un mensaje a su entorno que para el propio caudillo libio, que se ha encastillado en su bastión decidido al parecer a morir matando. Todos saben ahora que resistir con Gadafi es abandonar con él toda esperanza de encontrar un refugio fuera de Libia.

Por otra parte se ha impuesto un embargo total de armas que hará mucho más difícil que las fuerzas del régimen de Gadafi puedan aun recibir refuerzos de armamento. Y la paralización de todos los bienes de Gadafi, reduce drásticamente sus posibilidades de comprar favores externos y financiar una huida a países que pudieran acogerle, entre los que se cita siempre a Zimbabue y a Venezuela. La ayuda humanitaria ya ha comenzado hacia las partes de Libia ya liberadas. Así como hacia las regiones fronterizas con Libia de Túnez y Egipto que están acogiendo a decenas de miles de refugiados. Y ya se han establecido contactos internacionales con el Consejo que actúa desde el fin de semana como Gobierno provisional.

Nadie sabrá nunca si no se podían haber salvado vidas con una mayor diligencia. Quince días de matanzas de civiles desarmados habían descartado cualquier opción para la comunidad internacional que no fuera el derrocamiento. Y sin embargo, la actitud dubitativa durante tanto tiempo había generado en Gadafi y su entorno la ilusión de que podrían revertir su suerte. O al menos crear una situación de parálisis en la que aun ser considerados una fuerza con la que negociar.

La Comunidad Internacional tenía que acabar con esta impresión a toda costa. Porque cuanto antes reconozca Gadafio que su suerte está echada, menos sangre se derramará. Y porque otros dictadores no deben llegar a la conclusión de que con un uso masivo de la fuerza militar tienen posibilidades de hacer frente a los levantamientos de sus propios pueblos. Que pueden estarse ya larvando.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
2 + 5 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%