Nos queda la música

Crónicas de conciertos

16.11.2010 | 1 Comentarios
Imelda May en directo

La cosa nos supera un poco… Estos días hay tantos conciertos que resulta imposible abarcarlo todo. Ni siquiera lo que a priori más nos podría gustar. El reducido equipo de este programa se divide para acudir algunas veces a actuaciones diferentes. Incluso algún compañero hace dobletes atravesando la ciudad para cubrir 2 ó 3 conciertos la misma noche. Pero no siempre es posible.

 

Nos consta que los mismos promotores preferirían que este viernes pasado no hubieran coincidido las actuaciones de Vampire Weekend, The Drums, The Wedding Present o The Walkmen. Pero ocurrió. Su público es (más o menos) el mismo, y se vio forzado a elegir entre varios conciertos a los que le hubiera gustado ir. Aún así, curiosamente, varios de estos conciertos tuvieron “sold out”. O sea que aparentemente hay público para todo. ¿O no? Nos extrañaría que, con la que está cayendo, se mantuviera el éxito en tantos y tantos directos que nos esperan las próximas semanas.

 

Sin ir más lejos, ayer ya tuvimos que ampliar a 50 nuestra selección semanal de actuaciones. Y la agenda de la próxima semana, con el desembarco del “Primavera Club” promete estar igualmente complicada.

 

Dicho lo cual, habrá que disfrutar con toda esta oferta que no tiene nada que envidiar a las principales orbes de la música actual. Tiembla, Nueva York, que Madrid va a más…

 

En fin, os queríamos comentar impresiones de algunos conciertos de estos últimos días. Del viernes en adelante.


Vampire Weekend (La Riviera, viernes 12 de noviembre)


Da gusto ver a los grupos en “el momento justo”. Y ellos lo están, sin duda. Desde su aparición llovieron las buenas críticas. A estas alturas ya son toda una institución.


Recuerdo con cariño su actuación en el Primavera Sound tras editar el primer disco: había mucha expectación pero, en cierto modo, ganas de rebajar el insultante descaro de las canciones considerándoles un nuevo “hype”. Pero no, su frenético concierto nos dejó asombrados y deseando más. Su actitud, su juventud, su sencillez trasmitía euforia, alegría sin freno. Música apasionante interpretada sin darle importancia. Su mejor arma es esa facilidad para transformar el pop básico de toda la vida en algo único, novedoso. Y en directo, especialmente divertido. Cánticos, bailes, saltos y… digámoslo ya, buen rollo desatado.


Su segundo álbum es aún mejor que el primero. Y ellos se saben ganadores. ¿Cómo no? con semejante plantel de canciones. El éxito acumulado durante estos años les hace más sólidos, más seguros de sí mismos. Y la banda está perfectamente engrasada. En su mejor momento.


En el futuro sacarán discos mejores y peores, pero mientras mantengan un directo tan intenso seguirán cotizando al alza. La próxima vez, directos al Palacio de los Deportes. Y ya mismo, encabezando festivales. Como Franz Ferdinand. Como Arcade Fire. Como ellos, Vampire Weekend lo han logrado: en pocos años han puesto patas arriba la escena, influyendo a montones de grupos, vendiendo muchos discos y logrando que confiemos en ellos: buenos trabajadores, sus conciertos valen lo que cuestan.


The Wedding Present  (Moby Dick, viernes 12 de noviembre)


La banda de David Gedge anda celebrando el 20 aniversario de uno de sus discos más representativos: “Bizarro” (1989). No fue su debut (ese disco al que todo el mundo coge cariño, “George Best”, 1987) ni su mejor obra (tal honor quizá recaiga en “Seamonsters”, 1991) pero es el trabajo que mejor les define. La memoria me gasta a veces malas jugadas pero juraría que en tiempos vinieron a presentarlo a Madrid y les vi interpretarlo en la sala Rock Club (hoy reconvertida a “Cool”, ¿no?). 


Bueno, pues han pasado los años y aquí estaban de nuevo con las mismas canciones. Y allí mandamos de corresponsal a nuestro realizador Rodrigo, que nos cuenta lo siguiente: “Buena entrada para el reencuentro con el grupo, que cada vez tiene más seguimiento en nuestro país. Fans de sus guitarras aceleradas reviviendo los buenos tiempos del indiepop tirando a noise. Cuatro músicos con baile de instrumentos y algún añadido ocasional. Dos baterías añadiendo potencia a unas canciones ya de por sí poderosas. Cuerdas rotas, distorsión y mejor cuanto más peligroso. Secos y cada vez más veloces. El disco completo, sin bises, con final apoteósico. Y un David más comunicativo de lo habitual, incluso aceptando preguntas”


The Drums (Heineken, viernes 12 de noviembre)


Más bailes espasmódicos con la banda neoyorquina de la temporada. Esta vez, lo tenemos que decir, sí que hubo algo de “hype”. Nos lo ha contado Flor, nuestra antigua becaria, que acudió emocionada porque le encanta el debut de estos chicos (“The Drums”, 2010) y terminó decepcionada. Al menos un poco.


Por partes: los chicos lo dieron todo, todo lo que pudieron dar en 50 minutos y un bis (y es que tampoco tienen canciones para mucho más); los movimientos y bailes del grupo resultan divertidos (a lo Vampire Weekend) y el cantante, Jonathan Pierce, resulta buen “frontman”.


Pero los problemas de sonido pesaron más de la cuenta. Incluso tuvieron que parar varias veces. ¿Culpa de la sala? Esperamos una próxima ocasión.


These New Puritans 
(Joy, sábado 13 de noviembre)


Se habla de unos conciertos con orquesta que han celebrado en lugares señalados y con el que podrían venir a España al festival Actual. Mientras, nos tuvimos que conformar con minisección de vientos y los tres instrumentistas desgañitándose. Sobre todo con la batería y la percusión. El sonido medio bien, aunque la guitarra no la oí en toda la actuación. La fiesta de Levi’s, presentando las bandas finalistas de su concurso de grupos “unfamous”, facilitó un precio ajustado y aseguró el llenazo. ¿Contrapartida? Quizá no fue la mejor forma para disfrutar uno de los discos del año: “Hidden” (2020) (¿todavía no lo has escuchado?) Lo cual tampoco implica que fuera una mala actuación. Creo.


Imelda May (Joy, domingo 14 de noviembre)


Enviado especial, nuestro guionista, Luismi. Conectamos: “Encasillarla como rockabilly (a ella y a su espléndida, espléndida banda) es extremadamente reduccionista. Excursiones garantizadas a Nueva Orleans (jazz vetusto) o Chicago (blues del delta) con paradas en Elvis, el garaje o el psychobilly. Decir que triunfó como la Coca Cola es quedarse corto. Imagen impecable (fantástico vestido estampado logotipos de Batman) para una garganta privilegiada. Y me quedo corto. Se come el escenario, es generosísima en el esfuerzo y se apoya en el entusiasmo del público (no entusiasmarse con ella es imposible) para crecerse aún más. Sonido, espectacular; actitud, estratosférica. De los mejores conciertos del año.”



The Strange Boys (El Sol, lunes 15 de noviembre)



Nuestro guionista todavía anda buscando sustantivos: “¿Dejadez? ¿Desidia? ¿Indolencia? ¿Insolencia? Ojo: pónganlos en positivo. Los chavales se tiraron hora y media triturando sin piedad toda la tradición del pop británico. Desde los Kinks a PIL sin dejar a nadie vivo. Pueden recordarte a los Libertines pero de repente se arrancan con un ska que te descoloca un rato largo. Insultantemente jóvenes pero sobradamente preparados… para el rock and roll.”


Y una de las ganadoras de nuestro concurso, Elena Díaz Peñalver, añade lo siguiente: “El concierto fue genial, puro garage rock, más de hora y media, casi 20 temas, muchas risas (lanzamiento de ropa interior incluido)... Fue fantástico, ¡deseando verles de nuevo! :-D”

Seguiremos informando. Hay muchos conciertos. Estamos sorteando entradas para Primal Scream, Health, Tulsa con Big City, The School con Cola Jet Set y, en breve, alguno más. Atentos al facebook.
 

  • Yo este fin de semana estuve en La Sal. Cuantos recuerdos en esa sala. Vi un concierto de un grupo nuevo La Señal, que no estuvo mal.
    17.11.2010 Miriamgonzalez
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
10 + 8 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%