Ahorra o nunca

Cocido eficiente

02.12.2013 | 4 Comentarios
cocer1

Cocidos, sopas, potajes… son muchos los platos de cuchara que en invierno toman el protagonismo en nuestras cocinas. Del cocido maragato de Astorga, hasta la escudella en Cataluña o los callos más castizos, todos empiezan de la misma forma: poniendo agua a hervir. Llegar a la ebullición exige un gasto importante de energía que podemos reducir si seguimos unas sencillas pautas.

En los hogares españoles tenemos, principalmente, tres formas diferentes de calentar el agua. El microondas es el método más eficiente. Es el electrodoméstico que mejor aprovecha la energía que usa, de cuantos hay en la cocina. Así que será nuestra primera opción. Su inconveniente es que requiere recipientes especiales y es más adecuado para pequeñas cantidades. Será el método que usaremos para hervir infusiones o elaborar platos preparados. Pero no parece lo más adecuado para nuestra sopa.

La segunda forma es la caldera del sistema de calefacción y agua sanitaria. Es una máquina muy eficiente ya que está pensada únicamente para calentar agua. Por lo que las pérdidas de energía son mínimas. Su inconveniente es que, en la mayoría de los hogares, la temperatura que alcanza es insuficiente para cocer. Pero sí nos podemos beneficiar de ese calentamiento eficiente. Así que el primer paso será llenar la olla con agua caliente del grifo. De esta forma el agua partirá de una temperatura elevada y necesitará menos energía para hervir. Es importante que el fogón que utilicemos tenga la dimensión adecuada. Nunca debe de ser mayor que la base del recipiente que estemos usando.

 

Para evitar pérdidas de energía debemos tapar la olla. El calor atrapado en el interior se transmitirá al agua y acelerará el proceso haciéndolo más eficiente, hasta un 20%.

El agua es un elemento que necesita mucha energía para calentarse y los aditivos elevan la temperatura de ebullición. Así que evitaremos añadir sal o cualquier ingrediente a fin de no entorpecer este calentamiento. Una vez alcanzada la ebullición, es posible mantenerla con poca energía. Será el momento de reducir la intensidad del fogón y de añadir la sal y demás ingrediente.

Pero si lo que quiere es ahorrar no sólo en dinero, sino también en tiempo, lo más recomendable será siempre usar la popular olla a presión que permite ahorrar hasta el 50% de energía.

Javier Gálvez Monné

 

  • Fantastico! Me han entrado ganas de hacerme una metafabada
    03.12.2013
  • Bien Javier, buenos consejos!
    02.12.2013
  • Ya no me pierdo la hucha del tiempo!!! Gracias por compartir la información.
    02.12.2013
  • Me ha encantado tu post. Hay quienes cocinamos diariamente y no te das cuenta de que, con pequeños gestos, puedes ahorrar poco a poco. Muchas gracias, ya lo estoy poniendo en práctica.
    02.12.2013
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
1 + 7 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
GALVEZ70X80

“Decían que iba para charlatán de feria, pero yo quería ser carpintero. Acabé siendo periodista. Alguien me dijo una vez que gastar menos es gastar mejor, y, casi siempre,  es posible. Le creí. Ahora sueño con un mundo más eficiente, porque creo que sí se puede.  La economía es el medio; el fin es ahorrar. Léeme y te diré cómo.”

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%