Nos queda la música

Chicas y rock

12.04.2012 | 0 Comentarios
Joan Jett

Interesante binomio. Tanto que uno de nuestros estrenos de mañana está dedicado íntegramente a las “chicas gótico-metálicas” ¿Cuáles? ¡Ah! Tendrán que verlo… El caso es que este Nos Queda la Música es algo así como la “segunda parte” o un anexo de otro programa que estrenamos en febrero sobre “chicas heavies”.

Aprovechamos la circunstancia para recordar a aquellas: pioneras, clásicas y recientes. Solistas, grupos femeninos o bandas con chica al frente. Un poco de todo. Aunque nos centramos en la Edad de Oro del género, empezábamos en los 70, con la Era Glam, uno de los puntos de partida de esta estética y este sonido. Allí nos encontramos, primero, con Suzi Quatro. Glam de voz estridente y riffs poderosos. Responsable de unos cuantos hits irresistibles -como “48 Crash”- embutida en cuero negro de la cabeza a los pies: todo un icono. Tiempo más tarde, cierta banda 100% femenina revolucionaba el papel de las chicas en el rock: The Runaways.

1976 fue gracias a ellas el año de la “bomba de cereza”… “Cherry Bomb”. En apenas 5 años, del 75 al 79, las irresistibles Runaways hicieron mucho por el rock femenino. Hace un par de años se las recordaba en un biopic. Actitud desafiante, sex appeal y un puñado de temas pegajosos. Al frente, las jovencísimas Cherie Currie -16 añitos cuando la banda se formó- y Joan Jett, un año más mayor. Tras su disolución, Cherie ha acabado dedicándose a la talla de madera con sierra eléctrica… que sí, que sí: no es broma. Joan siguió a lo suyo; y entre otras cosas firmó en 1981, junto a sus Blackhearts, el clásico incontestable: “I Love Rock’n’Roll”.

Mucha vida más allá de las Runaways. Lo demostraba también su exguitarrista y cantante Lita Ford. Tras casi 10 años peleando, logró el éxito en plena efervescencia hair-metal. Con Sharon Osbourne como manager –la esposa de Ozzy- y “Lita”, su disco del 88. Que contenía un pelotazo llamado “Kiss Me Deadly”.

Pero retrocedamos unos años, a los primeros 80: esa época heavy en la que el cardado aún no era imprescindible. A los años de esplendor de un grupo femenino rocoso como pocos: Girlschool. Conocidas por su asociación con Motörhead (sus mayores valedores), supieron aprovechar el tirón. Su disco del 81, “Hit and Run”, fue Top 5 en Gran Bretaña… Contenía la anfetamínica “C’Mon Let’s Go”. Y no podemos olvidar otra figura clave en el jevi ochentero femenino, nacida en Dusseldorf: Doro Pesch, o Doro a secas. Modelo reconvertida a cantante jevi. Su carrera en solitario empezó en el 89, pero antes había encabezado dos bandas: Snakebite y, sobre todo, Warlock. Estuvo con ellos desde el 82 hasta el exitoso “Triumph and Agony” de 1987.

Hay que decirlo: los méritos musicales de las chicas por lo general fueron poco reconocidos por un mundo jevi más bien machista. Entre el totum revolutum de chicas, destacamos este repóker: Wendy O Williams: primero punk –con Plasmatics- y luego solista jevi, gracias al empeño de Gene Simmons de Kiss. Lee Aaron, la Ronnie James Dio femenina; reina del metal canadiense cuyo máximo hit se llama “Metal Queen”. La princesa metálica española, Azucena, comandando con garganta de acero el grupo Santa. Y dos bandas 100% femeninas muy distintas: las inglesas Rock Goddess, hijas de la Nueva Ola de Heavy Metal Británico; y Phantom Blue, producto característico del hair metal nacido en Los Ángeles.

Y ojo, que hay muchas más chicas jevis. Solistas como Lisa Dominique, Texas Terri o las algo más AOR Pat Benatar y Bonnie Tyler, muy queridas por los jevis. O la española Patricia Tapia. Y grupos de todo pelaje como Warbride, Bitch, Kittie, Heart, Flyleaf,... o Madam X, banda en la que echó los dientes Roxie Petrucci; más tarde en Vixen: las muchachas de mayor éxito del hair-metal. Su hit llegó en 1990 con “Love Is a Killer”.

Para terminar, 3 ejemplos más recientes de heavy –y aledaños-. L7, metaleras de espíritu atrapadas en el grunge de los 90; Las Donnas, lo más parecido a AC/DC que tiene el hard rock femenino; y, como remate, una de las pocas mujeres que se atreven con el death metal: Angela Gossow, vocalista de Arch Enemy en los últimos 10 años. Su voz da miedo. Pero su historia es ejemplar: metida en un bucle de anorexia y bulimia, se decidió a cantar con 17 años y afirma que el metal salvó su vida. Siempre se ha dicho: el heavy… no es violencia…

Y el metal gótico… tampoco. Lo podrán comprobar mañana, a la hora de los estrenos: desde la 1:35 en laOtra y a las 0:35 en Telemadrid Sat. Mañana, más información en nuestro Facebook y en este blog.

Les dejamos un par de regalitos: una lista de Spotify con muchas de las canciones y grupos que hemos mencionado aquí:

Y este clip de la clasiquísima “I Love Rock and Roll”. Porque nosotros también lo amamos…

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
8 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%