Ahorra o nunca

Calor eléctrico

10.03.2014 | 0 Comentarios
radiadores1

Seguro que han oído alguna vez que las calefacciones eléctricas son más caras que las de gas. Realmente esa afirmación es más un mito que una realidad, podríamos definirlo como una verdad a medias. Es decir, depende del uso que hagamos de esta opción.

En Madrid se fabrica uno de los tipos de calefacción eléctricos más modernos que existe, los llamados emisores térmicos de Haverland. Son capaces de convertir la electricidad en calor con un nivel de eficiencia tan elevado que resultara injusto decir que estos emisores térmicos son 'familia' de aquellos viejos radiadores eléctricos que muchos conocemos. Al ritmo que aumenta el precio de la electricidad, un 60% desde 2008, la industria evoluciona para poder dar una opción competitiva que realmente ofrezca ventajas sobre el sistema tradicional: el gas.

 


Hoy en día los emisores térmicos eléctricos son la mejor opción, la más económica, en los siguientes casos:

- En climas templados
- En segundas residencias
- En domicilios que de hasta 100 metros cuadrados que permanezcan vacíos durante la mayor parte del día.

En todos los casos la calefacción eléctrica ofrece ventajas sobre la tradicional:

- Bajo coste de instalación. Por debajo de los 1.000 euros para un piso de unos 100 m
- Instalación sencilla y rápida. Sin obras solo hay que colgarlos en la pared y enchufarlos
- Posibilidad de programación. Los aparatos trabajan con dos temperaturas Confort (20º) y economía (16º) que se programaran en cada aparato dependiendo del uso que hagamos de cada habitación
- Posibilidad de programar cada habitación individualmente. Otros sistemas centrales tienen un termostato en el salón desde el que controlan la temperatura de toda la casa , esto provoca que para tener confort en los dormitorios u otras partes de la casa que den al norte y sean más frías necesitemos subir la temperatura en zonas que no lo necesitan,  desperdiciando energía.
- Los aparatos que cumplen el reglamento de Aenor-Emisor Eficaz tienen un termostato de gran precisión que evita oscilaciones excesivas de temperatura y consumos innecesarios.
- Los aparatos que cumplen con el sello AENOR -Emisor Eficaz están diseñado de tal manera que no ennegrecen la pared como otros sistemas.
- La electricidad es una energía limpia al provenir en gran parte de renovables  y además accesible a todas las viviendas. Otros sistemas basados en combustible fósiles no son accesibles en una multitud de viviendas.
- En zonas climáticas suaves con inviernos de 3-4 meses son la opción optima nos solo por su bajo coste de instalación sino también por su consumo.
- Gran capacidad de control, incluyen un monitor que mide los kw que va consumiendo cada aparato. Esto permite controlar mejor las temperaturas para reducir la factura de electricidad.

Pero también tiene inconvenientes que no podemos obviar:

-  La constante subida del precio de la electricidad que, no obstante, obliga a los fabricantes a buscar sistemas cada vez más eficientes para contrarrestarla.
- La mala fama de la calefacción eléctrica en muchos casos está merecida por la existencia de un mercado de aparatos de bajo rendimiento-baja calidad con termostatos imprecisos y sin posibilidad de programación que encarece mucho su utilización. OJO!! Estos aparatos se venden bajo la misma denominación de Emisor Térmico y tienen un rendimiento muy inferior.
- Existe un mercado de aparatos con propiedades mágicas, calor azul, gel desarrollado por la Nasa, clasificaciones energéticas inventadas… estos free riders, como se les denomina en el sector,  hacen mucho daño al producto ya que prometen rendimientos imposibles que generan insatisfacción en el consumidor y ensucian la imagen del sistema.

Twitter: Javier Gálvez Monné
 

 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
10 + 3 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
GALVEZ70X80

“Decían que iba para charlatán de feria, pero yo quería ser carpintero. Acabé siendo periodista. Alguien me dijo una vez que gastar menos es gastar mejor, y, casi siempre,  es posible. Le creí. Ahora sueño con un mundo más eficiente, porque creo que sí se puede.  La economía es el medio; el fin es ahorrar. Léeme y te diré cómo.”

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%