La Opinión de Hermann Tertsch

Batalla medio ganada

22.02.2011 | 0 Comentarios
aguirre_anuncia

Primero hablemos de la noticia que este lunes ha conmocionado la política y conmovido a los españoles y mas que a nadie a los madrileños. Esperanza Aguirre ha anunciado que los médicos le han detectado un bulto. Y en ese lenguaje tan suyo nos ha comunicado que se "retirará de la circulación" durante unos días.

La presidenta de la Comunidad de Madrid es sin duda una de las personalidades más libres del escenario político nacional. Libre de miedos y complejos, libre de prejuicios y libre de la omnipresente tara del eufemismo. Por eso ha hablado directamente de cáncer y ha aprovechado para llamar encarecidamente a todas las mujeres a someterse a las revisiones del cáncer de mama.

Todas las informaciones indican que su tumor ha sido detectado, gracias a esa revisión, en un estado muy incipiente. Será operada hoy mismo. Y según las primeras valoraciones más optimistas, puede que ni siquiera tenga que someterse a tratamiento de quimioterapia. Conociendo la entereza de la presidenta Aguirre sabemos que, gracias a su ánimo, tiene la batalla medio ganada antes de comenzarla. Hoy no vamos a hablar de sus cualidades políticas, de su papel como máximo representante de la firmeza de la lucha por unos valores y máximo exponente del valor para defenderlos. Nos limitamos a enviarle nuestros mejores deseos para que esos días de retirada de la circulación de que habla sean los menos posibles.

Y ahora hablemos de un tipo de seres humanos radicalmente distintos. Los que solo generan miedo y vegüenza.

Me refiero a los Gadafi que finalmente han declarado la guerra total a su pueblo. Tras cuarentaiun años en el poder, Muammar el Gadafi puede estar viviendo las últimas jornadas de su dictadura. Por desgracia amenazan con ser las de mayor violencia, vileza y dolor.

Con el régimen ya en un proceso de descomposición y parte de sus fuerzas armadas apoyando el levantamiento popular, el dictador ha dado orden de reprimir por todos los medios la insurrección. Y el baño de sangre parece ya en plena marcha por las noticias que llegan de las principales ciudades libias.

El domingo, el hijo de Gadafi designado como su sucesor Seif, pronunció un discurso que helaba la sangre. Conminó a todos a someterse al dictado del régimen con promesas hoy ya ridículas de reformas. Y amenazó que la alternativa era una guerra civil en la que combatirían hasta el último hombre y la última bala, dijo. Las cifras de muertos ya en muchos centenares aumentan sin cesar.

El régimen ha entrado en pánico y quiere morir matando. El único mensaje posible es dejar claro que si no pone fin a la orgía de sangre que ha provocado, él y sus cómplices no encontrarán jamás un refugio en el mundo.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
3 + 2 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%