La torre del alquimista

Atención (y 3)

15.10.2010 | 1 Comentarios
blog_musarana_elegido


(Consejos para “chavalucos” y no tan “chavalucos”)

Después de lo comentado en la entrega anterior del Blog (si no la has leído te recomiendo hacerlo),  podemos ordenar más precisamente el tema de la atención. Ya nos hemos puesto de acuerdo sobre qué estamos hablando y de qué estamos hablando. ¿No es tan complicado, no?.  A estas alturas entenderemos  mejor lo que te decía sobre  fortalecer el “músculo” de la atención.

 

Hay que entrenarse en atender con intensidad . Y para eso, tenemos que saber motivarnos y elegir.  Ya somos capaces de elegir, que bonita palabra. Aunque claro, a veces, nos damos cuenta que ,  como en todo, hay que ser inteligente. Si llevo muchas horas haciendo alguna actividad, lo mejor será que me distraiga, o que me vaya a dormir, a fín de descansar. No es bueno atender si el cuerpo está muy fatigado. O en el caso de estar enfermo, mejor veo una película, hasta que me ponga bien, en vez de hacer complicados ejercicios de atención. Está claro, un poquito de sentido común.

 


En la base de todo aprendizaje, se encuentra la atención. Aquí quería llegar yo. Siempre que queremos aprender (apreender es decir agarrar, coger, tomar) algo, utilizamos la atención. Gracias a la atención logramos entender aquello que nos interesa. Necesitamos dedicarle un poco de nuestro tiempo a las cosas que aprendemos. En mi pueblo decían que “nadie nació sabido”. Pero no aprenderemos aquello que no atendamos. Incluso para aprender a andar en bicicleta necesitamos prestar atención.

 

Cuantas veces nos hemos pasado las horas muertas, atendiendo a las musarañas, que por cierto si no sabías te digo que no es un tipo de araña sino un animal muy parecido al ratón, y no hemos logrado quedarnos ni con una idea de aquella aburridísima lección que nos había pedido el profesor para el día siguiente.

 

Ahora sabes, después de lo que hemos hablado en el blog anterior, que ocurrió porque no le pusiste interés y no atendiste lo suficiente para entender lo que decía. Te propongo un ejercicio y un acertijo. A ver que tal lo haces.

 

El ejercicio primero.Atiéndete en tu vida para ver cuánto tiempo eres capaz de atender sin distraerte.  Ya sabes que cuando queremos conocer alguna capacidad nuestra, más que dedicarnos a opinar como locos, propongo estudiar nuestra conducta. Así que te propongo que te atiendas para saber cuánto tiempo atiendes al cabo del día . ¿Cinco minutos?, ¿son muchos?, ja,ja. Bueno, ya me contarás si nos vemos por ahí. Sea cual fuere el resultado no se trata de que te desanimes, sino de que entiendas que se .trata de ir ampliando el tiempo atencional en tu vida diaria. Ese es el ejercicio. ¿Y el acertijo?. A ver si me puedes decir cuál es el mejor indicador de la atención. Bueno, piénsalo. Tómate unos minutos. Deja de leer y piensa sobre el acertijo. ¿Cuál es el mejor indicador de la atención?. Venga inténtalo. Deja de leer. En las líneas siguientes te lo voy a contar. No hagas trampas.Mira que  empiezo a decírtelo y no vale que no hayas pensado...

 

El mejor indicador es... no, no es pellizcarse.Tachán... A la una, a las dos y… mira, que no es bueno hacer trampas... Tachánnnn. Pues la mejor manera de saber si se atiende es...¡ Caer en cuenta que NO se atiende ¡. ¿Cómo?. Pues eso, darse cuenta que no estás atendiendo. El mejor indicador en el que te puedes apoyar para saber que no estás atendiendo, que te has ido a otro tema, es caer en cuenta de que no estás atendiendo.Por eso te decía que es un acertijo y hasta si me apuras, una paradoja.

 

Al saber que dejas de atender, al car en cuenta, es cuando puedes volver a atender.Esto que te digo te puede ser de gran ayuda si te pones a la tarea de fortalecer el “Músculo” de la atención. Lejos de desanimarte, tendrás un indicador formidable de que vas avanzando. Con el tiempo serás un gran atleta atencional. Cuanto más tiempo atienda más veces te darás cuenta, en el día, de que no atiendes. Así que a por ello que tú si puedes.
 
 

Un fuerte abrazo

 

Antonio Elegido González-Quevedo

 

 


 
 

  • No me pierdo el programa, eres un crack
    18.10.2010 luisete
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
4 + 2 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Antonio Elegido 70x80

Antonio Elegido González-Quevedo, el "profesor" del programa "Cifras y Letras". Lector infatigable de los clásicos. Viajero. Humanista. Amigo del Quijote.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?