Las buenas palabras

Anglicismos punibles

29.03.2012 | 0 Comentarios
Bandera_spanglish

Algunas importaciones de la lengua de la pérfida Albión parecen lógicas, dado que el inglés es un lenguaje muy técnico y rapidísimo de cintura que cuando nace una novedad genera casi inmediatamente un término para darle nombre. En ocasiones, estas asimilaciones son lógicas e inevitables. Se me antoja correcto decir, por ejemplo, “tuitear”, ya que la expresión arranca de un nombre propio imposible de sustituir. “Gorjear” no sería del todo preciso, pues la Real Academia define este verbo, refiriéndose tanto a pájaros como a personas, como “hacer quiebros con la voz o la garganta”.
 

Segunda cuestión: “hardware” y “software” llegaron para quedarse porque no luchamos contra ellos pensando que no había alternativa. Mas habría sido muy sencillo utilizar, respectivamente, “equipos” y “programas”.
 

Tercer supuesto: más delito tiene utilizar expresiones anglófonas para las que sí tenemos una alternativa sencilla u obvia. Por ejemplo, utilizar “screen” cuando tenemos “pantalla”; “brainstorming”, en lugar de “tormenta de ideas”; estar en “stand by” cuando desde niños dijimos estar “en espera”; o incluso “mouse” en lugar de “ratón”. Esto último parece, más que casual, un acto decididamente esnob, por citar uno de los anglicismos que se impusieron en tiempos remotos. “Esnob” es una palabra hispanizada que significa, según Fundéu, “persona que imita con afectación las maneras, opiniones, etc., de aquellos a quienes considera distinguidos”. En inglés se escribe “snob”.
 

Cuarto caso: sé de buena tinta que en una empresa española se han impuesto las expresiones “departamento de people” y “fiscal year”, ambas merecedoras de destierro o, incluso, de pena capital.
 

Rafael Cerro

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
2 + 2 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
cerro_rafa_70

El periodista de Onda Madrid Rafael Cerro intenta demostrar que hablar correctamente puede, a veces, no ser cuestión de cultura sino de mera lógica. Estamos obligados a hacernos entender. Lázaro Carreter explicaba que el buen hablante no es el que practica el habla de la clase culta, sino el que domina más registros. “El lenguaje sirve para pensar; hablando mejor somos más libres”.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%