Nos queda la música

Al vuelo

23.03.2011 | 0 Comentarios
Joe Crepusculo

Nueva entrega de “Al vuelo”, esa sección en la que reseñamos todo tipo de discos en compañía de compañeros de trabajo que comentan “algo” relacionado con esos discos que estamos escuchando. Ellos solo “pasaban por allí” mientras a nosotros nos tocaba escuchar la novedad en cuestión. Es lo que tienen las redacciones compartidas del mundo actual. Aprovechamos para recalcar que en esta sección casi únicamente comentamos música española. Es otra forma de apoyar una escena que necesita el mayor apoyo posible. Aunque cualquier día de estos montamos un “al vuelo” de novedades internacionales. Y más cosas. Que seguimos sorteando entradas de conciertos en el facebook. Recordemos: “Fans de Central de sonidos y Nos queda la música”. En estos momentos regalamos dos pases dobles para ver a L.A. este sábado en Moby Dick.

-DREMEN: “Dremen Day” (Autoeditado)

El álbum de Dremen es una bomba. Suena poderoso. Las comparaciones en este caso no son odiosas, aunque nombres bombásticos como Prodigy o Asian Dub Foundation, de los que serán teloneros en breve, saltan a la vista. Rugidos electrónicos a ritmo desbocado. Intentos previos de este tipo de sonidos en nuestro país no llegaron a cuajar, resultando poco creíbles, incluso flojos. El colectivo Dremen reúne a músicos que han pasado por diversos proyectos y suma actitud y ganas de provocar (echen un vistazo al clip de “Dremen Day”). Y ya solo por eso merecen ser escuchados. Nosotros lo hicimos y subimos el volumen. Paula reaccionó intentando concentrarse: “Bajad esa arenga, por favor”.

 -BUEYES PERDIDOS: “Rocanrolismo” (A New Label)

El grupo del argentino Guillermo Silveti (su origen se detecta incluso en el nombre de la banda) lleva más de 10 años intentándolo. Premiados en un Villa de Madrid, fogueados en el circuito de salas madrileñas y ya tras dos álbumes, la banda debería ser más conocida a estas alturas. ¿Qué hay en este disco? Lo que dice el título: “Rocanrolismo”. Con ayudas de Sergio Makaroff, José María Guzmán o Alex Olmedo (¿qué pasó con La naranja china?). Y temazos como “El ala de la ciudad”, “Todo lo que empieza” o “Verdades a medias”. Pili lo oyó, nos lo pidió y no lo ha devuelto: “Pili, haz el favor” (eso lo digo yo).

-THE PAULS: “Miss Tokyo meets her lover” (Two Mad)

“Suena a club, a ambiente nocturno”, Mario ha resumido. El disco salió hace ya bastantes meses pero, ahora, gracias al apoyo recibido por un programa radiofónico, cobra nueva vida promocional y nosotros lo recibimos. Es ya el quinto álbum de estos madrileños y un curioso experimento: grabado en directo pero en estudio, recopilando y transformando canciones anteriores de la banda. Un respiro para seguir adelante, esperemos, como el que se ha dado el vocalista de la banda con su aventura acústica paralela (Paul Zinnard), de la que ya hemos dado cumplida cuenta por aquí.

-JAVIER DE TORRES: “Inspiración vuelve” (Boa)

El habitual disco de versiones que cualquier artista se permite en algún momento. “Ésta la conozco… Pero no era así… ¿O sí?” Pues no, pero casi, María. Javier de Torres nos deslumbró con su disco anterior, el muy recomendable “Las grandes ambiciones”. Aparentemente sin intentar labrarse una carrera ya lleva un buen puñado de discos y, ahora, este capricho: versiones de los Cars, Tom Petty, Elton John, Teenage Fanclub, Bee Gees,… Todo quizá demasiado fiel. Lo dicho, un capricho de Javier mientras “la inspiración vuelve” (¡precioso título!)

-JOE CREPÚSCULO: “Nuevo ritmo” (Canada)

Estaba sonando el segundo corte del disco (“Gabriela”) y a Juan, que se sienta al ladito nuestro, le dio un ataque de risa: “Es como un culebrón, con todos los tópicos, incluso el soniquete”. ¡Justo! No tenemos clara la intención de Joe Crepúsculo en su cuarto álbum (como The Pauls, aquí revive sus viejos temas –con 4 canciones nuevas- bajo distinto ropaje) pero la cosa es muy seria y a la vez una broma. Como el pionero rock latino de los Coyotes, aquí Joe provoca a sus indi-fans más “auténticos” con nuevos ritmos… latinos (de baratillo, como siempre). Hay de todo: country, bossa, bachata, reggaetón, ranchera… y mucho pop. Más “Crepu” que nunca.

-PAPÁ TOPO: “La chica vampira” (Single) (Elefant)

“Algo se acopla, ¿no?” Pues no, Toño. Es así. Pero nunca lo hubiéramos imaginado en Papá Topo. Su anterior single, cumbre del ñoñi-pop, resultaba tan meloso que enganchaba a base de azúcar (más dos clips inolvidables). Y ahora descargan un hit chirriante bastante más enérgico (la cara A) y una sorprendente cara B (“Capuchas de lluvia”) envuelta en niebla ruidosa. Sean ellos o el productor Guille Milkiway (o, lo más probable, la combinación de ambos) ya van cuatro aciertos. Queremos Lp.

-JEFE DE LA M: “P.O.D.E.R.” (Boa)

Tres discos ya. Jefe de la M no es solo un MC, es también un reputado productor. Aunque para las bases de estos 16 cortes pide ayuda y recurre a unos cuantos amigos. Más otro puñado que colabora en el apartado vocal (los consabidos “featurings”, ¿por qué usamos este término en español?). Leonor: “¿A que es de Málaga?” Lince, ya se encarga de dejarlo claro en repetidas ocasiones: Es de Málaga, Málaga City. Él lo resume: Palabras. Objetivos. Decisión. Estilo. Realidad. P.O.D.E.R.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
9 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?