Nos queda la música

Al Vuelo: 10 discos de aquí

28.09.2010 | 0 Comentarios
Cuatro artistas españoles
En nuestra redacción (una mesa, la cosa no da mucho de sí) siempre suena música. La que nos llega, la que compramos, la de los grupos de los que hablamos... Todo el tiempo, música.
 
Y no trabajamos solos. Alrededor hay compañer@s de otros departamentos que, estando cerca, escuchan también dicha música. A veces con interés; otras con desaprobación. A menudo hacen comentarios jugosos. Esos comentarios “al vuelo” dan sentido y titulan esta nueva sección que inauguramos en el blog.
 
 
Aquí queremos reseñar brevemente algunas novedades, antes de poner los vídeos en el programa y comentarlos con más profundidad. Vamos con 10 discos españoles recientes, que hemos estado escuchando últimamente.
 
 
 
-HULE: “Entre comillas” (Flor y Nata Records)
 
¿El niño gusano? (No) ¿La costa brava? (tampoco) Tachenko? (no). Pues mola…” Y tanto. “Olivia Wilde” es puro espasmo vital. El single de “Entre comillas”, el álbum de Hule, un cuarteto madrileño que le debe algo a los grupos anteriores (sobre todo por la voz) y a otros popes del indie y el no tan indie nacional (Mamá, por ejemplo, en “Llegas tarde”). Prometen…
 
 
 
-FRAIZER: “Con el cielo en los pies” (Autoeditado)
 
Suena argentino. ¿Es argentino?” ¡Lo es! Se nota en las voces y en el espíritu rockanrolero de este trío de hermanos argentinos y residentes en Barcelona. ¿Lo mejor? Que suena furioso, ácido, bluesero, creíble… Rock contundente, de sonido crudo y potente, cortesía de Santi García (estudios Ultramarinos)
 
 
 
-MR. RANGO: “Noche y día” (Boa)
 
“¿Qué idioma es ese?” Pues todavía no lo sabemos, tal es la velocidad a la que “Raggaruffin” avanza desbocada. Tremenda, adictiva. Pillamos frases, o sea que debe ser español. Quizá excesiva, como el resto del disco. Doble. Un CD (Noche) más duro, más dancehall, más bailable, y otro (Día) más tranqui, más reggae. Mr. Rango ha vuelto. Pionero en darle al raggamuffin aquí en España y desde El Club de los Poetas Violentos. Más de 30 cortes y casi dos horas de música. Paciencia…
 
 
 
-LOS REYES DEL K.O.: “It´s fiesta time!” (Gaztelupeko Hotsak)
 
“Me encanta Javier Vargas!” ¡No, no es la Vargas Blues Band! Marcos Coll y Adrian Costa vuelven con su fiesta blues. Los reyes del K.O. tienen ya cuatro álbumes y aún son casi desconocidos. ¿Qué podemos hacer para que la cosa cambie? Mandad un vídeo, por favor.
 
 
 
-COLOR HUMANO: “Madibá” (Kasba)
 
Juan comentó que lo suyo era “una mezcla entre Los payasos de la tele y Manu Chao”. Sonaba “Todos hijos”, el single. Con sus voces de niños y un soniquete ska-infantil que no defiende muy bien (¿peor tema, quizá?) un álbum lleno de buenas intenciones y no tan buenos resultados.
 
 
 
-PAUL ZINNARD: “Songs of hatred and remorse” (Two Mad Records)
 
Suena “Regular white man stupid”. “¡Qué divertido! ¿Esto no suena en un anuncio?” Pues creo que no. La excepción en un álbum que salió en abril aunque es ahora cuando nos ha llegado. Con toquecitos de cuerdas y destellos eléctricos hacia el final, más feliz, es un disco de voz y guitarra acústica. Carlos Oliver rompe, de momento, con su pasado en The Bolivians y en The Pauls. Mantiene el inglés pero entrega un trabajo seco, intimista, y cálido.
 
 
 
-MARÍA DO CEO: “Celme encantado” (Miranda)
 
¡Qué buena música suena siempre por aquí”. Buena siempre, no sé. Pero en este caso, bastante agradable. Una cantante portuguesa de fado que reside en Galicia y desde allí lleva ya editados unos cuantos discos. Su voz sonaba gloriosa aquel día después de comer.
 
 
 
-ZEROPOSITIVO: “Soul” (Boa)
 
Un “Ok, voy a jugar”, adornado con contoneos, ante el estribillo de “De clase al micro”, el single (un trallazo, la setentera base de C’Mon podría venir firmada por Dj Shadow). 16 temas. Primer álbum de este trío sevillano (Senepe, Ego y DJ Wilor), tras varias maquetas y un primer EP.
 
 
 
-ZURI: “Candela” (Truemo)
 
“¿Lo puedes bajar un poco?” Pues casi apetece más subirlo. Desde Málaga, Zuri y su reggae aflamencado: claro, lo piensas y suena de lo más natural. Un montón de colaboraciones llevadas a buen puerto. Mejor en dosis cortas, vale, pero subiendo puntos. El clip, próximamente en sus pantallas. 
 
 
 
-ESPALDAMACETA: “Miedo al silencio” (Bankrobber)
 
“¿Es una psicofonía?” Pues un poco fantasmal, sí. Voz, guitarra y poco más. Arisco. En “Volveremos a quedar”, mágico, con sus arreglos de cuerda. El (creo que) segundo álbum de este tarraconense lleva meses en la calle pero lo hemos tenido sonando estos días.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
18 + 1 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%