Por el amor de Dior

Acto de contricción

06.09.2010 | 0 Comentarios
Rooney Infiel

 

Antes de empezar a afilarme las uñas y el teclado, creo que ha llegado el momento de hacer algunas consideraciones y pedir disculpas a los tres o cuatro lectores que siguen este blog. Y que además creo que lo siguen más por obligación que por devoción... (menuda soy yo, que les hago exámenes sorpresa sobre los contenidos).

En primer lugar, quiero disculparme por la cantidad de anglicismos o frases y expresiones que pongo en inglés. Incluyo los títulos de los post, la mayoría titulados en lengua anglohumorística. Tenéis parte de razón aquellos que os quejáis de que el periodismo serio no debería caer en la chusquez de abusar del espanglish a tutiplén...

I sincerely apologize (=pido perdón sinceramente). No lo puedo evitar. Es una causa perdida. Sin embago, a partir de ahora, todo lo que escriba en términos foráneos lo traduciré simultáneamente, y así todos contentos.

 

Y después, algún que otro caballero me ha puntualizado que debo andar algo traumatizada porque sólo critico a señoras, que casi todas son extranjeras y que además, lo hago con demasiada mala leche.

Pues también tienen razón. Así que como penitencia, el protagonista de este post será un hombre. Eso sí, ni la retranca ni mi filia hacia lo foráneo las puedo mitigar, porque ya estoy "mu mayorzota" como para reblandecer mi prosa cáustica y poco ortodoxa. Lo siento de corazón. Old habits die hard... (=los viejos hábitos difícilmente mueren).

Nunca seré  Séneca, ni Cervantes, ni María Moliner...

 

Hechas estas consideraciones, después de un serio examen de conciencia, dolor de los pecados y propósito de la enmienda, me dispongo a lanzar mi dardo envenenado a UN HOMBRE:

MR. WAYNE ROONEY

 

Los lectores masculinos (si aún queda alguno que no sea mi padre -el Sr. Sanz-) sabrán de sobra que es uno de los mejores jugadores de fútbol del mundo. Creo que del Manchester United o algo así. Maldito fúrgol que me persigue.

 

Las lectoras femeninas, como mucho, estarán mirando la foto del "susodicho" en la cabecera del blog pensando "¿qué clase de energúmeno es este Wayne Rooney.... con esa pinta de mezcla entre Shrek y un "puertas" de disco-cuadra poligonera de Milton Keynes?.

 

Pues bien señoras, este sujeto, que mete más goles y gana casi más pasta que Cristiano Ronaldo a pesar de su terrible fenotipo de lechón de las Midlands, era prácticamente la única esperanza que nos quedaba a las mujeres del mundo para agarrarnos a la creencia de que "existen futbolistas millonarios  honrados y leales a sus señoras esposas".

 

PUES NO, NO Y NO.... El Rooney es como el resto... UN DESAPRENSIVO y como a todos sus compañeros, le han pillao con el carrito del helao.

 

Su mujer Coleen (no os perdáis la choni-página de la moza), ha sido su novia del barrio de toda la vida. Junticos desde los 15 años, cuando él no era nadie y ella trataba de aprobar con un cinco pelao los "A Levels" en la secundaria.

 

A pesar del éxito, los millones, el fichaje por el Manchester United, las mansiones, los ultra coches y las maxivacaciones a todo trapo cada tres meses en sitios exclusivísimos como Turks and Caicos o St. Marteen, Wayne siempre se mantuvo fiel junto a su querida "Coleen la del barrio". Eso sí, ella se refinó tremendamente y ahora es un icono de la moda juvenil mucho más asequible y "down to earth" (=de la calle) que Victoria Beckham.

 

¡Ay tan monos! y qué bodorrio montaron el año pasado los tortolitos de 23 años. Y claro, ella embarazadíssssima prácticamente al volver del viaje de bodas. El churumbel nació muy sanote y muy "rooney" (o sea, feo-no-lo-siguiente), como no podía ser de otra manera. Lo bueno es que así no queda ni media duda sobre la paternidad de la criatura en los tabloides.

 

Pero ¡Ay Dior!, la única esperanza blanca de matrimonio feliz de la Barclays Premier League, todo un ejemplo de noviazgo y matrimonio para los jovenzuelos británicos ha resultado ser OTRA DECEPCIÓN, OTRO CHASCO, OTRO TIMO.

 

La historia se repite. Este domingo han pillado a Mr. Rooney que se ha estado gastando los dineros durante muuuucho tiempo  en "señoras que...cobran por hacer fuera de casa lo que jamás haría tu parienta".

Estoy indignada. Todas las semanas me desayuno con lo mismo: Las trabajadoras del sexo deben estar en crisis y ahora salen todas en comandita a revelar sus exclusivísimas listas de clientes  y servicios en todos los medios de comunicación saltándose todo el protocolo de discreción incluida en el pago que debería comportar el código deontológico de la profesión meretriz.

 

¿Y sabéis qué es lo más triste de toda la historia? Que la pobre Coleen (señora de Rooney) se tuvo que enterar en la peluquería mientras se retocaba las extensiones de todo el percal leyendo un tabloide donde la "dama de las 1200 libras per nightie" lo contaba todo-todo y todo.

¡ARRRRGGGGHHH! ¡POR EL AMOR DE DIOR!

A mí me pasa eso y del jamacuco que me da, me quedo tuerta o lisiada por la caída contra el lavacabezas del marco aldany de mi barrio.

 

Por lo que cuentan los medios extranjeros, parece ser que que la muchacha tuvo fuerzas para que le terminaran el "lavar y marcar" y se marchó derechita a casa de sus padres a que le diera el chungo en privado.

Por su parte, el futbolista de belleza difícil y un poco "borderline" dice que se arrepiente mucho y que Coleen y el recién nacido son sus verdaderos amores, que no puede vivir sin ellos, lloros, lagrimones  y bla bla bla bla bla............

 

¡Pues habértelo pensado antes, so DESALMADO!

 

¿Ella lo perdonará? ¿Le echará de casa? ¿La carrera de Wayne Rooney se irá a pique como la de Tiger Woods? ¿Coleen volverá a tener ataques de comida compulsiva y recuperará sus famosas lorzas antes de ser una celebrity? ¿ Agarrará la botella y se lanzará a la vida nocturna frenética con otras WAGS(=novias/esposas de futbolistas)  despechadas?  

 

No lo sé. Son muchos interrogantes en tan pocas horas.  Pero mi preocupación comienza a trascender la pura crónica social...

 

¿DIOR MÍO, por qué no le quitaste la costilla a EVA para fabricar un ADÁN honrado y amoroso y evitar tanto sufrimiento en el mundo?

 

 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
13 + 1 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
irene_blog_peque

Aunque nunca ganaré el Pulitzer, soy  periodista "multimedias" y discípula de Louella Parsons... 

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%