¡¡Llega Sahin!!

13.10.2011 | 0 Comentarios
blog serrano sahin

Y el fichaje es… ¡Sahin! Hemos sabido que el jugador turco, una de las incorporaciones estrella del equipo blanco esta temporada —que llegó casi perfecto, lástima lo de su rodilla—, ya toca balón. En octubre, fantástico, a ver si puede debutar antes de que acabe la Liga. Adjuntamos foto para quien todavía no le conozca la cara, que es casi todo el mundo. Su caso es parecido al de Altintop, otro flamante fichaje —que también llegó casi perfecto, lástima lo de su espalda—  que ha debutado hace unos días. De momento, están dando un rendimiento similar al de históricos como Prosinecki o Woodgate.

Situación hipotética: imagine, avezado lector, que se encuentra en una tienda de muebles, en la sección de armarios roperos. En ese momento, un amigo nos entrega un huevo enorme, de avestruz, por hacernos una idea —insisto en que es una situación hipotética—, y de repente, 10 armarios roperos se nos caen encima a plomo, poniendo en serio riesgo nuestra vida. Bienvenidos al maravilloso mundo del rugby, deporte noble donde los haya. Porque uno vuelve a casa con las costillas rotas, pero con la satisfacción de que te las han roto desde la nobleza del juego. Viene al caso porque se está disputando el Campeonato del Mundo (www.rugbyworldcup.com) de este deporte en Nueva Zelanda.

Rugby, un deporte de contactoEl rugby es un deporte de contacto, en el que hay que estar dispuesto a que te partan la cara con inusitada frecuencia, es cierto [ver foto], pero uno tiene la tranquilidad de que no hay teatro. Cuando un jugador sale del campo, lo hace con una brecha de 12 centímetros en la cabeza, dejando un reguero de sangre a su paso, pero sin inmutarse; y si uno cojea —aunque siga jugando—, es posible que sufra una triple fractura de tibia y peroné, pero no pasa nada. Incluso cuando los médicos salen a atender a un jugador, el partido no se para, y si les tienen que pasar por encima, les pasan por encima, nada debe interrumpir el juego. Igualito que en el fútbol, ¿verdad? Pagaría por ver a Busquets y a Dani Alves en un partido de rugby…

De todas maneras, tampoco es todo idílico en el rugby. El otro día, el jugador italiano Leonardo Ghiraldini fue sancionado con 15 semanas por meterle un dedo en el ojo a un irlandés. Vamos, un hombre hecho y derecho, de casi dos metros de alto, otros dos de ancho y más de 100 kilos, que en lugar de aplastar noblemente el cráneo de su rival, le mete el dedo en el ojo como haría un niño cualquiera en el patio del colegio o el mismísimo Mourinho si le provocan. Escasa me parece la sanción de 15 semanas, pero no por antideportivo, sino por ridículo.

Mientras Vettel despacha su segundo título mundial de Fórmula 1 con la misma naturalidad con la que otros pasean al perro, nos sobresalta la noticia de que las dos semanas de la competición de la NBA que ya se han suspendido por la huelga de jugadores, le van a costar a Pau Gasol 1,2 millones de euros. Qué palo. Para mí, digo, que me he dado cuenta de que si me suspenden dos semanas de sueldo, dejaría de ganar… ¿A ver? Esto… Sniff [sollozo], vamos a dejarlo.

Hablando de cosas raras, el otro día un espectador agredió a Tiger Woods lanzándole un perrito caliente que, afortunadamente, no alcanzó su objetivo. Mucho daño no le habría hecho, pero el kétchup sale fatal de los polos de golf. También hemos sabido que un jugador de la selección de Inglaterra de rugby celebró la eliminación de su selección en cuartos de final del Mundial lanzándose al agua desde el ferry que transportaba al equipo. Si es que además de nobles, son graciosísimos algunos.

¿Quieres que te avise de cada nuevo post? Sígueme en Twitter: @JavierSerrano72

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
1 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%