Villar declara ante el juez por desviar fondos de la Federación

Descarga el fichero

Ángel María Villar

Informativo mediodía

| 20.07.2017

Gorka Villar, hijo del presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, es el primero de los cuatro detenidos en la operación Soule en declarar ante el juez de la Audiencia Nacional tras su detención el pasado martes por el presunto desvío de millones de euros de las arcas del ente federativo.

Fuentes jurídicas confirmaron que Gorka Villar es el primero de los detenidos que comparece ante el juez Santiago Pedraz, que debe decidir si los envía a prisión o decreta su libertad con o sin medidas cautelares, un día después de que los cuatro se acogieran a su derecho a no declarar ante la Guardia Civil.

OTROS DETENIDOS

Los otros detenidos que deben responder este jueves ante el juez son Ángel María Villar, el vicepresidente de la RFEF y presidente de la federación tinerfeña, Juan Padrón, y el secretario de ésta, Ramón Hernández.

Ángel María Villar ha llegado a la Audiencia Nacional sobre las ocho de la mañana trasladado por la Guardia Civil en un vehículo desde las dependencias de ésta en Las Rozas, mientras que el resto lo ha hecho una hora y media después en furgón policial, procedentes de Tres Cantos.

Villar, de 67 años, preside la RFEF desde 1988 y fue reelegido el pasado 22 de mayo para un octavo mandato consecutivo al frente del organismo, sin candidato opositor. Su arresto se produjo el pasado día 18 durante la operación "Soule", que se inició a raíz de una denuncia del Consejo Superior de Deportes (CSD) presentada en 2016.

La investigación sobre Ángel Villar se centra en el posible cobro de comisiones por la celebración de partidos de la selección y la contratación de servicios y otras relaciones comerciales en beneficio de su hijo, abogado especializado en derecho deportivo que está al frente de varias empresas donde eran desviadas cantidades de dinero.