Vecinos de Villaverde registran cientos de reclamaciones por el retraso en la rehabilitación de sus casas

Descarga el fichero

Hoy en Madrid Matinal

| 03.02.2015

Decenas de vecinos de la Colonia Experimental del barrio de Villaverde Alto acudirán al registro del Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) para tramitar cientos de reclamaciones dirigidas a exigir al organismo regional que lleve a cabo la rehabilitación integral de siete bloques de viviendas, en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 2005.

Este grupo de vecinos quiere, con ello, criticar que aún no se ha dado, a su juicio, cumplimiento total de dicha sentencia que recoge también la necesidad de urbanizar los espacios interbloques

Los afectados sostienen que la colonia se encuentra en "pésimas condiciones" al registrar problemas de humedades en las fachadas, con alcantarillas taponadas o fosas sépticas mal instaladas. "Es un paisaje propio de cualquier país del tercer mundo", ha relatado a Europa Press Julio Alguacil, de la Asociación de Vecinos La Incolora.

La Colonia Experimental data de 1957 cuando la Obra Sindical del Hogar levantó 28 bloques de 480 viviendas de apenas 45 metros cuadrados. Estas viviendas pasaron a ser competencia del Ivima que gestionó en régimen de alquiler con opción a compra que consensuaron los inquilinos de acuerdo al denominado derecho diferido a la propiedad.

En 1994, según los afectados, el Ivima sacó a la venta unas viviendas que la mayoría de los inquilinos compró, aunque critica que en "la letra pequeña" del contrato de compraventa les hacía propietarios también de las zonas comunes y, responsables, por tanto, de su mantenimiento.

Así, un grupo de vecinos decidió denunciar al Ivima por sacar a la venta viviendas sin las correctas condiciones que cuajó en un proceso judicial que se resolvió con una sentencia del TSJM que instaba a realizar obras de reparación para subsanar las deficiencias existentes.

Denuncian que, pasados diez años, el Gobierno regional sólo ha arreglado uno de los siete bloques que debía haber rehabilitado, situado en el número 5 de calle Gualaviar. En consecuencia, van a registrar cientos de reclamaciones para protestar por su situación