Unas 5.000 personas despiden a los mineros fallecidos, en un funeral conjunto en León

Descarga el fichero

Informativo mediodía

| 30.10.2013

Unas 5.000 personas han querido despedir este miércoles a los mineros fallecidos en el pozo Emilio del Valle en un funeral conjunto que se ha celebrado en el polideportivo del municipio leonés de Santa María de Gordón y que se ha quedado pequeño para albergar a quienes han querido arropar y acompañar a las familias de los fallecidos.

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera; el delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano; el secretario de Organización del PSOE, Oscar López; la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco; el presidente del Consejo de Administración de Hullera Vasco Leonesa, Antonio del Valle, y el director general de la compañía, Mario Calvo, así como el secretario regional del PSOE, Julio Villarrubia, los alcaldes de los municipios mineros y el secretario regional de UGT, Agustín Prieto; y el de CCOO, Angel Hernández, han querido acercarse hasta Santa María de Gordón para despedir a los seis mineros.

No obstante, las autoridades políticas no han entrado al polideportivo por deseo de las familias de los mineros muertos, al igual que los medios de comunicación, que han podido seguir la homilía desde la explanada exterior del polideportivo, que también se ha abarrotado de vecinos y personas que han querido arropar a las familias en estos duros momentos.

La misa funeral por el "eterno descanso" de Orlando G, Carlos.P, Manuel M, Antonio B. y Roberto Alvarez, ha sido oficiado por el obispo de León, Julián López, mientras que el funeral de José Luis A, se celebra también hoy pero en la localidad asturiana de Pola de Lena, donde residía.

El primero de los féretros llegó a las 10.30 horas y poco a poco fueron llegando los otros cuatro ataúdes que han sido recibidos por aplausos de los asistentes, quienes también han lanzado gritos contra los responsables políticos, a quienes han acusado de ir a Santa María de Gordón "a hacerse la foto" y de que "en cuatro días" se olvidarán "de la tragedia".

Durante la homilía, Julián López ha asegurado que desde el lunes--cuando se produjo el escape de gas que provocó la muerte de los seis mineros-- "las buenas gentes del Bernesga y del Torío lloran el drama de un accidente que ha sesgado la vida de seis trabajadores"

Más sobre: minaSuscrbeteSuscríbete