Un refugiado afgano hiere con un hacha a 4 personas en un tren alemán

Descarga el fichero

Un menor afgano ataca un tren alemán y hiere a 4 pasajeros a hachazos

19.07.2016

Un afgano solicitante de asilo de 17 años hirió con un hacha y un cuchillo a cuatro personas, tres de ellas de gravedad, en un tren regional en las cercanías de Wurzburgo (sur de Alemania), antes de ser abatido por la Policía.

Mientras las fuerzas de seguridad investigan los posibles motivos del ataque, el ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann, confirmó en declaraciones a diversas cadenas de televisión que el agresor había sido identificado como un menor de nacionalidad afgana solicitante de asilo que llegó a Alemania no acompañado.

CON UNA BANDERA DEL ESTADO ISLÁMICO

El joven, que hirió a cuatro personas, tres de ellas de gravedad, fue abatido por la Policía cuando huía tras abandonar el tren, según han confirmado las fuerzas de seguridad. En declaraciones a la primera cadena de la televisión pública ARD y a la emisora regional BR, Herrmann explicó que el joven llegó a Alemania sólo como solicitante de asilo y vivía actualmente con una familia de acogida en Ochsenfurt, pequeña localidad situada a unos veinte kilómetros de Wurzburgo.

Preguntado por una posible motivación islamista tras el ataque, el responsable de Interior señaló que hubo alguna "exclamación" por parte del joven, pero no quiso ofrecer más detalles. Según informaciones del diario "Bild", varios testigos han declarado que el joven gritó "Allahu Akbar" (Alá es grande) en el vagón durante el ataque.

Tras conocer la declaración de los testigos, la policía alemana investiga si refugiado afgano actuó con una motivación islamista, sobre todo tras haber encontrado en su habitación el dibujo de una bandera del Estado Islámico.

TRES HERIDOS GRAVES

El ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, ofreció estos primeros datos de la investigación en una entrevista con la primera cadena de la televisión pública, en la que evitó calificar la agresión de atentado terrorista. La agresión, según el relato del responsable de Interior, tuvo lugar en torno a las 21.00 horas de este lunes. Varios de los testigos del ataque pudieron avisar a la Policía y al maquinista, que detuvo el tren en Heidiingsfeld, uno de los barrios de Wurzburgo.

El joven abandonó entonces el vagón e intentó huir, pero fue abatido por un comando de las fuerzas especiales de la Policía que se encontraba en la zona. Los tres heridos graves fueron trasladados al hospital, mientras que el resto de pasajeros que resultaron ilesos, una quincena de personas, fueron atendidos en el lugar de los hechos, a donde se desplazaron varias patrullas policiales y ambulancias.