Un exmarine afroamericano mata en su cumpleaños a tres policías en Luisiana

Descarga el fichero

Dispositivo policial

Informativo mediodía

| 18.07.2016

Un exmarine afroamericano mató este domingo en el día de su cumpleaños a tres policías e hirió a otros tres en Baton Rouge (Luisiana), en un incidente similar al de hace diez días en Dallas (Texas), en el que otro exmilitar negro asesinó a cinco.

El autor de esta nueva matanza de policías fue identificado como Gavin Eugene Long, un antiguo infante de marina que hoy mismo cumplía 29 años y que resultó muerto en el intercambio de disparos con la policía, en el que también hirió a otros tres agentes.

En un principio las autoridades había informado de que en el ataque habían participado tres personas, pero luego reconocieron que Long participó solo en el tiroteo, aunque detuvieron a otros dos sospechosos de haber estado vinculados con este suceso. El exmarine, de Kansas City, en el también sureño estado de Misuri, fue identificado por los medios locales como una persona de raza negra, aunque las autoridades no han confirmado este extremo.

El tiroteo se produjo después de que hacia las 08.40 de la mañana (14.40 GMT) la policía recibiese una llamada que daba cuenta de la presencia de un individuo sospechoso armado con un fusil de asalto caminando por la carretera Airline, que pasa frente al cuartel policial de Baton Rouge.

A su llegada al lugar, los agentes fueron recibidos a tiros por el sujeto, que según testigos, empezó a disparar indiscriminadamente contra los agentes, en lo que parecía una emboscada en la que las autoridades creyeron que Long había tenido dos cómplices. Eso dio lugar a una intensa búsqueda en la que participaron diferentes agencias policiales con retenes en calles y carreteras, sobrevuelo de helicópteros y registros por toda la ciudad.

Los tres policías heridos, pertenecientes dos de ellos al Departamento de Policía de Baton Rouge, de 41 y 32 años de edad, y a la Oficina del Sheriff del distrito este de la ciudad el tercero, de 45 años, fueron trasladados a hospitales cercanos en estado grave. Uno de ellos, según la policía, está en situación crítica.

Más sobre: EEUUSuscrbeteSuscríbete