Tres detenidos por asaltar un domicilio y maniatar y amenazar con un cuchillo a las dueñas

Descarga el fichero

Detenido conducido por la Policía

Informativo mediodía

| 08.07.2015

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres varones como responsables de un robo con violencia en casa habitada y un delito de estafa en la localidad madrileña de Alcobendas, después de asaltar un domicilio y maniatar y amenazar con un cuchillo a las dueñas del mismo.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los hechos ocurrieron el pasado 18 de febrero bien entrada la noche cuando presuntamente los tres arrestados accedieron por la fuerza al interior de una vivienda.

Tras llamar a la puerta del domicilio y abrirles una de las víctimas, los asaltantes la empujaron al interior del salón donde se encontraban otras dos mujeres y tras maniatarlas y amenazarlas con un cuchillo las retuvieron en el domicilio mientras registraban todas las estancias.

Los detenidos, de entre 23 y 26 años y nacionalidad española, marroquí y china, cuentan con un "amplio" historial delictivo por delitos de la misma naturaleza. Cuando sucedieron los hechos uno de los arrestados se encontraba disfrutando de un permiso concedido por el centro de inserción social en el que se hallaba interno.

Además de sustraer cuatro terminales móviles de alta gama, una tablet y más de 1.400 euros en efectivo, los arrestados realizaron una extracción con la tarjeta de una de las mujeres a quién obligaron a revelar el número secreto. En la denuncia la víctima manifestó que le constaba una retirada de 300 euros de su cuenta bancaria poco después de haberse cometido el asalto.

SE COMUNICABAN EN CHINO

Las tres mujeres declararon que se pudieron entender con sus atacantes porque uno de ellos les hablaba en chino mandarín, lengua de origen de las víctimas. Además, manifestaron que tras maniatarlas y amenazarlas con frases tales "si te mueves te mato", estuvieron durante 25 minutos registrando la casa hasta que abandonaron el domicilio.

Asimismo, las víctimas del robo con violencia lograron liberarse de las ataduras y dar la voz de alarma a la policía ya que los asaltantes llevaban parte del rostro cubierto.

Las gestiones llevadas a cabo por los agentes resultaron positivas y se averiguó que los terminales móviles habían sido vendidos en dos casas de compra venta de objeto de las localidades de Móstoles y Getafe.

Además, se identificó al vendedor, uno de los detenidos y que se encontraba interno en un centro de inserción social, coincidiendo las fechas del asalto y de la venta de terminales con el periodo en el que se encontraba disfrutando de un permiso. A raíz de su localización se pudo identificar a los otros dos autores del hecho. La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete