Todos los caminos de Madrid llevan a Milán

Descarga el fichero

A pocas horas de la final de la Liga de Campeones, los aficionados del Real Madrid y del Atlético comienzan a cerrar las maletas y emprender viaje hacia Milán (Italia) con el único propósito de llegar a tiempo al partido que se disputará este sábado en el estadio San Siro de Milán.

Informativo mediodía

| 27.05.2016

A pocas horas de la final de la Liga de Campeones, los aficionados del Real Madrid y del Atlético comienzan a cerrar las maletas y emprender viaje hacia Milán (Italia) con el único propósito de llegar a tiempo al partido que se disputará este sábado en el estadio San Siro de Milán.

Por ello, a poco más de un día de un encuentro cien por cien madrileño las salidas desde el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas se multiplican y las visitas a las páginas web de coche compartido aumentan.

POR CARRETERA

Los seguidores que quieran aprovechar el evento para conocer gente y busquen precios más asequibles todavía están a tiempo de emprender un viaje de manta y carretera por aproximadamente 96 euros, señala en un comunicado Blablacar. Los registrados en esta página ya han publicado más de cien propuestas para recorrer 1.500 kilómetros y llegar a tiempo a la final.

Según indica la empresa, las ofertas para hacer este recorrido aumentaron "inmediatamente" después de los partidos que llevaron a ambos clubes a la final de la Liga de Campeones. En el aeropuerto, más de 150 efectivos extra y los restaurantes de todas las terminales calientan motores para que despegue una final de la Liga de Campeones madrileña.

Entre los viajeros que buscan su puerta de embarque resulta complicado distinguir a los seguidores que, a pocas horas del encuentro, van de incógnito y reservan sus camisetas reglamentarias para el partido del sábado.

En las barras de los bares de la terminal dos y cuatro ya se respira ambiente futbolero aunque los camareros prevén que sea esta tarde cuando más camisetas rojiblancas y blancas se vean.

POR AVIÓN

En este punto, un photocall o aplaudidores gratuitos esperan a los que decidan hacer una parada para tomar un par de cervezas antes de pasar los controles de seguridad. Ya en la zona de embarque, los pasajeros pueden hacer sus compras en tiendas engalanadas para la ocasión.

Con el propósito de evitar "embotellamientos" a las puertas de los controles de seguridad y en el marco de un dispositivo especial, el aeropuerto ha previsto un refuerzo de agentes de seguridad para agilizar las colas y controlar la afluencia de viajeros.

En el marco de este operativo, las compañías aéreas han programado 218 vuelos extra con 46.317 asientos disponibles desde el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas con motivo de un evento deportivo, ha explicado el aeropuerto en un comunicado. A pesar de que a partir de esta tarde el flujo de aficionados será constante, será el viernes entre las nueve de la noche y las dos de la madrugada cuando saldrán más vuelos hacia Milán.

Desde hoy y hasta el próximo lunes 30 de mayo, el plan operativo reforzará las conexiones entre Barajas y los aeropuertos italianos de Milán-Malpensa y Bérgamo para cubrir la demanda extra generada por la final.

En avión o sobre ruedas, solo o acompañado, lo importante es llegar a tiempo a Milán.