Solo en 2015, la policía municipal tramitó 372.500 denuncias por sobrepasar límites de velocidad en la calles de la capital.

Descarga el fichero

El Ayuntamiento de Madrid ha diseñado un nuevo protocolo de actuación dentro de los objetivos estratégicos del área de Medio Ambiente y Movilidad, en el que se incluyen acciones preventivas que promoverán la información personalizada a los conductores de vehículos, con la idea de prevenir la imposición de sanciones. Se trata, según el Ayuntamiento, de establecer un sistema de multas "más preventivo y menos recaudatorio".

Hoy en Madrid Matinal

| 02.06.2016

El radar de tramo situado en la avenida de Córdoba ha comenzado a sancionar desde este miércoles a los conductores que sobrepasen los 50 kilómetros por hora. Es el último de estos dispositivos que se ha puesto en marcha pero no es el único. El que más preocupación está dando a los conductores sigue siendo el de San Pol de Mar donde se multan a más de mil conductores al día. El eterno debate sobre el afán recaudatorio de estos dispositivos sigue encima de la mesa.

Solo en 2015, la policía municipal tramitó 372.500 denuncias por sobrepasar límites de velocidad en la calles de la capital. En total, los radares de la ciudad impusieron 44 mil 800 sanciones. Pero este año, el de San Pol de Mar está dando muchos dolores de cabeza, porque caza una media de 1.000 conductores al día superando los 70 kilómetros por hora que se establecieron a principios de mayo.

Este radar ya ha fotografiado a más de 26 mil infractores. Al radar instalado en el kilómetro 4,150 de la M-30 a la salida del túnel hacia la Avenida de Portugal se le conoce como el multómetro en 2015 recogió 59 mil excesos de velocidad por encima de los 70 kilómetros permitidos y recaudó para el ayuntamiento 6 millones de euros. Y la intención ahora es bajar más ese límite, también hasta los 50 kilómetros

En este temido ranking de radares, el más rentable está en la Avenida del Mediterráneo. ESte radar recaudó en 2015 1 millón 100 mil euros con apenas 4 mil 400 denuncias. A pesar del importante número de denuncias que se formulan en la capital, casi el 91 por ciento de los casos son excesos mínimos de velocidad, de apenas un 10 por ciento sobre el límite establecido, con multas de 100 euros.