Siguen las reacciones al escándalo por la contratación de dos titiriteros que exhibieron una pancarta de apoyo a ETA y Al Qaeda

Descarga el fichero

Los padres llamaron a la Policía

Hoy en Madrid Matinal

| 08.02.2016

Este domingo han seguido las reacciones al escándalo por la contratación de dos titiriteros, dentro de la programación del carnaval madrileño, que exhibieron una pancarta de apoyo a ETA y Al Qaeda y cuyos guiñoles atacaban a jueces, religiosos y policías.

Los dos se encuentran en prisión provisional por orden del juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno. La delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, ha reaccionado cesando a las dos personas encargadas de la dirección artística del Carnaval.

Una depuración de responsabilidades que se queda corta a juicio de los populares en el Ayuntamiento de Madrid. Por eso, este domingo presentaron una denuncia contra Mayer en los juzgados de Plaza de Castilla, al considerar que ha sido cooperadora necesaria del delito de enaltecimiento del terrorismo por el que dos titiriteros de la compañía Títeres desde Abajo han ingresado en prisión incondicional.

El portavoz adjunto del grupo municipal del PP, Íñigo Henríquez de Luna hizo hincapié en que los responsables del Consistorio no se pueden escudar en que no conocían el contenido, ya que este se puede comprobar claramente viendo la web. Por eso piden la dimisión o el cese inmediato de la edil de Cultura.

Los dos titiriteros fueron detenidos durante la obra por efectivos de la Policía Municipal que habían sido avisados por los padres de los niños que asistían a la representación. A última hora del sábado ingresaron en prisión incondicional acusados del delito de enaltecimiento del terrorismo y de otro cometido con ocasión del ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas garantizados por la Constitución.