Se cumple el cuarto aniversario de la tragedia del Madrid Arena. Heridas sin cerrar

Descarga el fichero

Vigilia Madrid Arena

Hoy en Madrid Matinal

| 01.11.2016

Cuatro años de una tragedia que acabó con la vida de cinco jóvenes en una fiesta de Haloween en el Madrid Arena. Una vigilia con flores, velas y canciones han recordado en Alameda de Osuna a Katia, Rocío, Cristina, Belén y María Teresa.

Un caso que está ahora en manos del Tribunal Supremo y que celebra su primer aniversario después de que se dicatara la sentencia que aunque despejó las dudas sobre lo ocurrido, no sirvió para cerrar heridas.

La novedad de este cuarto aniversario será que los responsables ya han sido condenados por la Justicia madrileña. La Audiencia Provincial de Madrid impuso recientemente a Miguel Angel Flores una condena de cuatro años de prisión.

La Justicia absolvió al exjefe de la Policía Municipal de Madrid Emilio Monteagudo, que se sentó en el banquillo de los acusados a instancias de las familias. También se exoneró a los doctores encargados del dispositivo médico de la fiesta.

En la sentencia, los magistrados consideraron acreditado que la muerte de las cinco jóvenes y las lesiones de otras 29 personas se produjo como consecuencia del sobreaforo existente, al haber entrado al recinto alrededor de 16.600 personas.

Además, agregaba que a estos delitos contribuyó a su vez el cierre de vomitorios y escaleras, con lo que se dificultó el tránsito de los asistentes por el pabellón, y haberse derivado la entrada del público a través de las puertas de emergencia directamente a la pista, que ya se encontraba saturada por el sobreaforo.

En el fallo, que no se es firme, se inhabilitó a Miguel Angel Flores, al que considera que actuó intentado conseguir en todo momento el "máximo beneficio económico", para el ejercicio profesional de cualquier actividad en relación con la organización y celebración de eventos durante el tiempo de condena.