Salud al Día. Programa del viernes 20 de julio de 2012

Descarga el fichero

Salud al día

| 20.07.2012

Tumor de vejiga. Mucho más frecuente en los hombres que en las mujeres, el cáncer de vejiga se manifiesta a través de las alteraciones al orinar, si se siente dolor, vamos al baño de forma excesivamente frecuente o aparece sangre... debemos acudir inmediatamente al médico, estos síntomas no son necesariamente los de una persona que tiene este tipo de tumor, pero lo mejor es que el especialista nos examine. Si somos fumadores, estamos expuestos a ciertas sustancias como el caucho, algunas tinturas y textiles, pintura y productos de peluquería, somos consumidores de alimentos fritos y grasos o tenemos una edad avanzada, las probabilidades de que suframos esta enfermedad son mayores. La mejor forma de prevenir la aparición de este cáncer es el control médico, la mejor garantía para que en caso de que se desarrolle pueda se operado en sus primeras fases. Si ya hemos pasado por una operación de este tipo, con mayor motivo que no dejemos de ir a la consulta, ocho de cada diez cánceres de vejiga tienden a aparecer de nuevo, por ello los expertos inciden en la importancia que tiene acudir a las revisiones frecuentes.

Disfunción erectil. También conocida como impotencia sexual, se define como la incapacidad persistente de conseguir o mantener una erección que permita tener relaciones sexuales satisfactorias. En este punto hemos de diferenciar esta patología de otros problemas sexuales como la falta de deseo, las alteraciones en la eyaculación o los trastornos del orgamo. La disfunción erectil es una enfermedad muy frecuente que aparece de forma más habitual en hombres de más de 40 años, y a partir de esta edad, un 30 por ciento de los varones la sufren. Pero no son los únicos, también los jóvenes, los que tienen entre 18 y 35 años presentan este problema, principalmente porque consumen alcohol, son fumadores y también hacen uso de las drogas. Habitos de vida nada saludables, que tienen su impacto negativo en la salud sexual de los hombres, y que a la larga pueden afectar al correcto funcionamiento de otros órganos. Recordemos que la disfunción eréctil es el primer síntoma de otras enfermedades como la hipertensión o los problemas cardiovasculares. Logicamente, para tratar este problema, la primera recomendación de los expertos pasa por no fumar, no beber y no drogarse, a partir de ahí ya pueden venir otro tipo de terapias psicológicas o farmacológicas.

Enfermedades reumáticas. El verano es una estación metereológicamente estable, por eso los pacientes con enfermedades reumáticas notan una cierta mejoría en su estado de salud, se sienten mejor y sufren menos crisis. Todo gracias al sol, que nos ayuda a sintetizar vitamina D, fundamental para los huesos y los músculos, y como ahora al cabo del día recibimos más radiación ultravioleta... y tenemos más zonas de nuestro cuerpo expuestas a ella... tenemos más capacidad de sintetizar vitamina D. Y aunque no nos pongamos directamente al sol.. de hecho, es suficiente con la radiación dispersa para que el organismo realice esta función. Además, las altas temperaturas también tienen su efecto positivo, favorecen la dilatación de los vasos sanguíneos por la relajación del músculo de la pared vascular, las inflamaciones establecidas se resuelven mejor con el calor y el efecto analgésico de algunos tratamientos también amenta. Pese a lo dicho, no todas personas con una enfermedad reumática han de ponerse al sol, hablamos de quienes sufren por ejemplo lupus eritematoso sistémico, los rayos solares pueden desencadenar brotes y provocar reacciones fotosensibles.