Salud al Día. Programa del viernes 14 de septiembre de 2012

Descarga el fichero
14.09.2012

Linfoma. Es un tipo de cancer que afecta al sistema linfático... una parte de nuestro sistema inmunológico. Forma parte de los denominados tumores hematológicos y fue el primero de ellos que se pudo curar... de hecho ha servido como modelo para afrontar la lucha contra estas enfermedades. Cuando hablamos de esta patología... hemos de distinguir sus dos tipos principales, el linfoma de Hodgkin y los denominados no Hodking. La señal de alerta la da la aparición de gánglios inflamados acompañados de otros síntomas como la fiebre y los escalofríos, los sudores nocturnos, al pérdida de peso y de apetito y el picor en la piel. El tratamiento para curar este tipo de tumores pasa por la radioterapia y la quimioterapia... siendo la respuesta tan positiva que siete de cada diez cánceres linfáticos se curan. Claro que para llegar a este elevado índice de supervivencia... es necesario un correcto y pronto diagnóstico. Conviene acudir al médico cuanto antes si notamos la aparición de un bulto o gánglio en la zona cervical, las axílas o las ingles.

Salud prostática. Desde luego que son las enfermedades relacionadas con la próstata el motivo más frecuente de consulta al urólogo una vez que el hombre ha cumplido ya los 50 años. A partir de esta edad más o menos, en todos ellos se produce un crecimiento normal de la próstata... la denominada hiperplasia benigna... que cuando se convierte en un proceso maligno hablamos de cáncer de próstata. Cada año se diagnostican en nuestro país más de 22 mil nuevos casos de este tipo de tumor, y a consecuencia de ello se producen unos 6 mil fallecimientos. Pese a estos datos... si este tipo de cáncer se detecta a tiempo y se trata como debe, el índice de curación es del 90 por ciento, de ahí la importancia de acudir a las revisiones periódicamente, ya que este tumor no presenta síntomas. Pero éste no es el único problema que puede dar la próstata a los hombres... la hiperplasia benigna provoca dificultad y retraso en el inico de la micción, goteo postmiccional o sensación de vaciamiento o retención urinaria.

Sal y tabaco. Como máximo deberíamos consumir unos seis gramos de sal al día, teniendo en cuenta que esta cantidad tiene que ser la suma de la sal que añadimos a una ensalada, a un cocido, la que incluyen las conservas y la que contienen los alimentos. Necesaria para nuestro organismo... pero en su justa medida, si nos excedemos en su consumo notaremos los problemas de salud que nos puede acarrear... contribuye a la retención de líquidos en el cuerpo, lo que produce presión sobre las arterias y nos lleva a un problema de hipertensión... un importante factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares y cerebro-vasculares. El exceso de sal también es responsable de la insuficiencia renal, la osteoporosis o el cáncer de estómago. Luego es lógico pensar, que si reducimos su ingesta... nuestra salud saldrá fortalecida... de hecho esos beneficos se comparan con los que tiene dejar de fumar. Muchos pensaréis que sin la sal... las comidas quedan sosas... pues para resolver ese problema os invitamos a probar por ejemplo las diferentes especias o plantas aromáticas que existen.