Salud al Día. Programa del martes 17 de junio de 2012

Descarga el fichero
17.07.2012

Antocincepción. Bien conocidas son las píldoras anticonceptivas por las mujeres, es uno de los métodos para evitar el embarazo más utilizado ya que en las últimas décadas han evolucionado para garantizar una mejor eficacia y seguridad. Pese a esto, pueden producir algunos efectos secundarios a nivel cardiovascular, hepático o metabólico, de ahí que algunas mujeres no se decidan a utilizar este método anticonceptivo, lo harían si fuera de caracter natural... Ahora pueden, porque se ha lanzado una nueva píldora compuesta de estrógeno natural, idéntico al que producimos las mujeres. Su eficacia, seguridad y tolerabilidad está avalada por estudios realizados con más de 3 mil mujeres, en las que se vió como este nuevo anticonceptivo presentaba una mayor efectividad y disminuía el riesgo de trombosis, además de mejorar otros factores como el colesterol y la tolerancia a la glucosa. Junto a ello, esta nueva píldora hace que los episodios de sangrado sean breves, ligeros o incluso inexistentes, aunque ello no signifique que estemos embarazadas.

Obesidad. Conscientes somos del grave problema que es en nuestros días la obesidad, para adultos y para niños. Sabemos que esta enfermedad viene, entre otras causas que igual no podemos controlar, por la mala alimentación y por el sedentarimo propio de nuestra sociedad moderna. Algunos, tuvimos la oportunidad cuando eramos pequeños de jugar en la calle, en los parques, montar en bicicleta... en resumen, que no parabamos quietos... pero esa sana costumbre se ha perdido. Actualmente hay unos índices de juego físico alarmantemente bajos, relacionados por cierto con ese 45 por ciento de los menores que sufren exceso de peso en España. ¿Qué podemos hacer para cambiar esta realidad? Los padres son los primeros que han de intervenir, deben organizar adecuadamente el tiempo de sus hijos y aportales espacio para el juego físico. Precisamente una época idónea para ello es el verano, los pequeños tienen practicamente todo el día para jugar y aprovecharán para hacer todo aquello que no han podido hacer mientras estaban en el cole. Hablamos logicamente de juguetes que les lleven a moverse, a correr, a saltar... a gastar energía en definitiva, nada de videoconsolas, televiones u ordenadores.

Helados. Son típicos en esta época del año, durante los meses más calurosos, aunque ahora también los podemos consumir en invierno. Para este verano, los sabores de moda son la manzana, la pera y el yogurt... ya sabemos que practicamente de todas las comidas se puede hacer un helado, es uno de los antídotos más eficientes para luchar contra las altas temperatuas, por ello cuanto más fresco sea su sabor, mejor. Junto a los propuestos, también tienen su éxito todos aquellos que sean de frutas, como la maracuyá o la mora, y si además son son bajos en calorías y hasta sin azúcar, todavía son más saludables, porque son por ejemplo aptos para las personas con diabetes. Si hemos de elegir, lo mejor es apostar por aquellos helados artesanos, los podemos hacer en nuestra propia casa con yogures sin grasa, frutas y bebidas refrescantes. Pero si estamos de vacaciones y hasta esto nos da pereza, hay establecimientos que nos los ofrecen ya hechos... y junto a estos manjares del verano, otros que también son recomendables, los polos de hielo, están hechos en su mayor parte de agua y nos ayudan a hidratarnos, además no tienen grasa y no nos aportan calorías.