Salud al Día. Programa del viernes 27 de abril de 2012

Descarga el fichero
27.04.2012

Enfermedad de Dupuytren. Se trata de una patología progresiva y crónica cuya principal característica es la excesiva acumulación de colágeno entre la mano y los dedos... dificultando su movilidad. Desde nuestra palma y hasta éstos se forman una especie de cuerdas que se van contrayendo y hacen que perdamos la capacidad de estirar nuestros dedos... éstos quedan flexionados y actividades tan cotidianas como abrochar un botón, teclear en el ordenado o estrechar la mano de alguien pueden resultarnos imposibles. No es considerada una enfermedad grave... pero sí un trastorno que reduce la capacidad funcional de los pacientes y que tiene un fuerte impacto emocional. Su causa se desconoce, pero sabemos que si hay antecedente familiares... existe mayor probabilidad de sufrir esta afección... que se presenta con mayor frecuencia en los hombres una vez que han cumplido los 45 años. Entre los factores de riego de la enfermedad de Dupuytren citamos el alcoholismo, la diabetes y el tabaquismo. Y con respecto a su tratamiento... existe ahora la opción farmacológica que reduce el dolor tras la operación, y ayuda a que los pacientes se recuperen antes necesitando menos rehabilitación. Estos nuevos conocimientos se debaten hoy en la jornada "Actualización en la enfermedad de Dupuytren" que se celebra en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón.

Datos poco alentadores que se desprenden del estudio "La Ergonomía de un Espacio de Trabajo Cambiante en España" y que si tenemos en cuenta que pasamos de media más de siete horas frente a estos dispositivos... tampoco deberían llamarnos mucho la atención. Más sabiendo que la mayor parte de ese tiempo probablemente no tengamos la postura correcta, la que precisamente podría evitar esas molestias. Para ayudarnos en la prevención de estos dolores podemos hacer uso de los elementos ergonómicos... pero no valen los que improvisamos... tipo una almohada cuya finalidad es servir de soporte a las muñecas, la espalda o los pies. Existen productos especiales para esta finalidad... son los reposapiés, los soportes especiales para la espalda que se colocan en la silla e incluso los reposamuñecas. Su uso está más extendido en las oficinas que entre aquellas personas que trabajan desde su casa. A parte de valernos de estos productos, la recomendación pasa por levantarnos cada hora y estirar las piernas dando un pequeño paseo... Es bueno para nuestro cuerpo y también para nuestra vista, que descansa de fijarse en la pantalla del ordenador.

La Princesa de Éboli. Todo un misterio... el de el parche en el ojo derecho de Ana Mendoza de la Cerda, es decir, de la princesa de Éboli. Y eso que es uno de los rasgos más característicos de este personaje perteneciente a la nobleza española que vivió en la segunda mitad del siglo 16. Sobre sus problemas oculares nada quedó escrito, sus biógrafos nunca documentaron ni el tipo ni el origen de los problemas en la vista de esta señora. Una primera aproximación a este interrogante nos la ofrece Manuel Fernández Álvarez en su obra 'La princesa de Éboli'... el historiador da cuenta del gran tamaño de la letra de doña Ana y del uso que habitualmente hacía de una plantilla cuando escribía. El autor atribuye esta deficiencia visual a un problema de miopía. Pero no es ésta la única teoría sobre este parche... Algunos biógrafos coinciden en atribuir su necesidad a un posible traumatismo causado por un florete con el que la princesa de Éboli practicaba esgrima, otros contemplan el origen de sus problemas visuales ligados a la caida de un caballo a los 14 años. Hoy contamos con dos hipótesis más... que la princesa hubiera perdido la visión de su ojo derecho por un traumatismo inciso con ojo abierto o por un traumatismo contuso sin perforación.