Sabanés responde a los comerciantes del centro de que la prohibición de circular les beneficiará

Descarga el fichero

Los cortes en el centro de Madrid mantienen en alerta a la Policía Municipal y a los Agentes de Movilidad para quienes va a suponer una carga de trabajo añadida en este periodo de las fiestas navideñas. El Ayuntamiento ha reforzado las plantillas porque estos agentes van a ser los encargados de establecer los controles de acceso y paso a zonas restringidas y temen los atascos y el caos circulatorio.

Informativo mediodía

| 01.01.1970

La delegada madrileña del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha expresado su convencimiento de que el dispositivo especial de movilidad, que cierra el tráfico a los vehículos privados por el centro de Madrid, beneficiará a los comerciantes.

Sabanés ha reiterado la idea del Ayuntamiento de que la limitación del tráfico en la Gran Vía y otras calles aledañas obedece a la intención de evitar las aglomeraciones típicas de la época navideña, y "ordenar la movilidad otorgando prioridad al transporte público".

El Ayuntamiento de Madrid pone en marcha hoy un dispositivo que durante buena parte de diciembre y durante los primeros días de enero cierra al tráfico de vehículos privados esta zona central de la capital para dar más espacio al peatón durante la temporada de Navidad.

Ante las críticas expresadas por los comerciantes, que consideran que la medida les afectará de forma negativa, Sabanés ha afirmado que los comerciantes "se ven beneficiados" y se ha referido a la diferencia entre dos calles cercanas, Fuencarral y Hortaleza, aquella peatonalizada y esta con tráfico continuo.

La delegada ha asegurado que las actuaciones han sido diseñadas para permitir a los peatones "disfrutar la ciudad" y ha añadido que el dispositivo especial será evaluado día a día para estudiar sobre la marcha las posibles disfunciones y correcciones necesarias.