Rodrigo de Pablo nos cuenta el recibimiento de España, con música y pompones, a su llegada a Polonia.

Descarga el fichero

En Juego

| 05.06.2012

El pueblo polaco de Gniewino dio la bienvenida a España, actual campeona europea, a su tranquila ciudad en el norte de Polonia el martes con una ceremonia que incluyó una banda de música, animadoras con pompones y niños vestidos con trajes tradicionales. En una tarde fría con el sol poniéndose, el autobús del equipo llegó hacia las 20:30 hora local donde les esperaban unos 500 seguidores entusiastas, muchos vestidos con los colores rojo y amarillo de España y algunos incluso con las caras pintadas. El delantero español Fernando Llorente fue obsequiado con una cesta de pan, provocando las risas y aplausos de sus compañeros de selección, que vestían trajes oscuros, camisas blancas y corbatas de un tono azul oscuro