Rajoy, tras el dictamen del Consejo de Estado sobre el Yak-42: "Eso ya está sustanciado judicialmente"

Descarga el fichero

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha definido 2016 como "el año de la incertidumbre", por los sucesos inéditos y los "sobresaltos" ocurridos dentro y fuera de España en los últimos 12 meses, pero ha destacado que, tras el "largo y pernicioso periodo de interinidad y bloqueo político", finalmente se han "evitado males mayores". "Los últimos tiempos de acuerdos y pactos están permitiendo enmendar buena parte del deterioro y la desconfianza de 10 meses de parálisis política", ha dicho Rajoy en la conferencia de prensa convocada para hacer balance del ejercicio.

Informativo mediodía

| 03.01.2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que no ha "visto" el dictamen del Consejo de Estado que responsabiliza al Ministerio de Defensa que dirigía Federico Trillo del accidente del Yak-42 que costó la vida a 62 militares españoles en 2003, si bien ha recalcado que ese asunto "ya está sustanciado judicialmente".

El informe de Consejo de Estado que ha publicado el diario 'El País' reconoce oficialmente la responsabilidad del Ministerio de Defensa al señalar que hay hechos anteriores a la fecha del siniestro en los que "pudieron ser advertidas circunstancias que habrían llamado a la adopción por los órganos competentes de medidas que pudieran haber despejado el riesgo que se corría".

Rajoy ha asegurado que no sabía que el Consejo de Estado había "sacado" un dictamen sobre el Yak-42 y que no lo había "visto" cuando varios medios le han preguntado durante su marcha matutina por Pontevedra, donde está pasando unos días de vacaciones.

"NO LO HE VISTO"

"¿El Consejo de Estado ha sacado un dictamen sobre eso?. No lo he visto. Pero yo creo que eso ya está sustanciado judicialmente lo que había que sustanciar. Ocurrió hace muchísimos años", ha enfatizado el jefe del Ejecutivo en declaraciones recogidas por Europa Press.

El dictamen del Consejo de Estado, aprobado el 20 de octubre por unanimidad, coincide con los tribunales en que la causa del accidente fue el agotamiento y el estrés de los pilotos, si bien apunta que del contrato que se suscribió con la NAMSA no se deduce "un total y completo traslado de responsabilidades" a la citada agencia de la OTAN.

Asimismo, destaca que el informe del Centro de Inteligencia y Seguridad del Ejército en el que se advertía de "altos riesgos" de transportar personal en aviones de carga fletados en países de la antigua URSS, era suficiente para desencadenar "una comprobación o verificación" de la denuncia.