Rajoy pide confianza en los profesionales sanitarios y mantener la "tranquilidad"

Descarga el fichero

Mariano Rajoy en la Sesión de Control

Hoy en Madrid Matinal

| 08.10.2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido confianza en la sanidad pública española y en sus profesionales sanitarios después del primer contagio de ébola en España y ha lanzado un mensaje de "tranquilidad porque el contagio de la enfermedad "no es fácil". Dicho esto, ha garantizado "transparencia total" y se ha mostrado convencido de que esta situación se va a "superar".

"El Gobierno informará puntualmente de todas y a cada una de las novedades que se vayan produciendo", ha manifestado Rajoy en el Pleno del Congreso, después de que el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, haya cambiado sobre la marcha su pregunta de control para pedir explicaciones por este asunto alegando que España atraviesa circunstancias "excepcionalmente graves".

RAJOY: "NO ES FACIL EL CONTAGIO"

En su respuesta ante el Pleno de la Cámara, Rajoy ha admitido que se trata de un asunto que "preocupa" y "con razón" al conjunto de los ciudadanos, pero ha querido lanzar mensaje de "tranquilidad" alegando que los expertos le han trasladado es que "no es fácil" el contagio.

A renglón seguido, ha explicado lo que se ha hecho en las últimas 48 horas, desde que se conoció el contagio de la auxiliar de enfermería, empezando por la creación de un comité de seguimiento para garantizar la coordinación de la Comunidad de Madrid, el Gobierno de España y las instituciones europeas, con las que se habla "todos los días".

Rajoy ha indicado que se ha acordado dar toda la información "que se pueda" al conjunto de la opinión pública. "Transparencia total por tanto", ha enfatizado. Además, ha explicado que el objetivo es atender a todos los pacientes que hayan contraído la enfermedad, "vigilar" a quienes hayan estado en contacto con la enferma, "investigar" lo ocurrido para saber por qué este contagio se ha producido y explicar a los ciudadanos cuáles son las situaciones en que se pueden producir.

Dicho esto, ha pedido que se deje trabajar a los profesionales sanitarios y que se confíe en ellos porque cuentan con un "prestigio acreditado". "La sanidad en España es una de las mejores del mundo, y lo que me dicen en este momento, que es lo que tengo que transmitir, es que es un contagio que no es fácil, que es necesario contacto directo con el enfermo en fase avanzada y que en este momento tenemos que estar atentos pero manteniendo la tranquilidad", ha concluido.