Rajoy hace suyo el perdón por las víctimas del Yak-42 pedido por Cospedal

Descarga el fichero

Mariano Rajoy responde en la Sesión de Control del Congreso

Informativo mediodía

| 01.02.2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho suyo ante el pleno del Congreso el perdón pedido por la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, por el hecho de que este departamento no reconociera con anterioridad su responsabilidad en el accidente del Yak-42.

"Quiero reiterar y asumir como propias las palabras que en esta misma Cámara pronunció hace escasas fechas la ministra de Defensa, Hago mías sus palabras porque creo que es de justicia", ha subrayado el jefe del Ejecutivo.

Rajoy se ha referido a este asunto en la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso este año y en respuesta a una pregunta del portavoz socialista, Antonio Hernando, quien le ha reprochado que aún no hubiera pedido públicamente perdón.

Fue en su comparecencia ante la comisión de Defensa del Congreso el pasado 16 de enero y después de un dictamen del Consejo de Estado cuando Cospedal pidió "perdón en nombre del Estado" por el hecho de que el Ministerio no asumiera antes su responsabilidad.

Rajoy, en unas declaraciones posteriores, ya dijo que suscribía "todas y cada una de las afirmaciones" de Cospedal y aseguró que su Gobierno estará siempre con los familiares de las víctimas para atenderles en lo que necesiten.

Precisamente, el presidente del Gobierno recibió ayer en el Palacio de la Moncloa a esos familiares y hoy ha dicho que fue una reunión "franca y cordial". "Los escuché, compartí sus sentimientos. Soy absolutamente consciente de que no hay consuelo posible en la muerte de un ser querido, pero queremos ayudar a mitigar parte de ese dolor", ha asegurado Rajoy antes de precisar que lo piensa hacer con la resolución que debe redactar el Ministerio de Defensa tras el dictamen del Consejo de Estado. El objetivo más importante, ha explicado, es evitar que este tipo de acontecimientos vuelvan a suceder.

El jefe del Ejecutivo ha rendido homenaje a las víctimas, a sus familiares y a las Fuerzas Armadas, cuyos miembros considera que defienden la paz "con un inestimable patriotismo y con un encomiable sentid del deber, el honor y la entrega a los demás".

Pero Rajoy ha afeado el momento elegido por los socialistas para esta pregunta, ya que ha recordado que en cinco años como presidente del Gobierno ningún miembro del PSOE le ha preguntado por este asunto en las Cortes.

Antonio Hernando se ha dirigido a Rajoy para exponerle que hoy, "por dignidad" hacia las víctimas, podía pedir solemnemente perdón tanto a los fallecidos, como a sus familias y a la sociedad. Unas familias que cree que están consiguiendo ahora "justicia y verdad" tras el dictamen del Consejo de Estado y que ha dicho que tiene que dar lugar a una resolución "justa y no cicatera" del Ministerio de Defensa.

Hernando ha considerado que el Yak-42 en el que perdieron la vida 62 militares españoles cuando regresaban de una misión en Afganistán jamás debió despegar y hubo un cúmulo de irregularidades en ese vuelo que cree que hace injusto hablar de accidente porque se pudo evitar. Ha recordado que antes de ese siniestro ya había quejas de los militares por el estado de los aviones en los que se hacían los traslados.

"Perdieron la vida cumpliendo con su deber porque otros no cumplieron con el suyo", ha señalado el portavoz socialista, quien ha considerado que después se vivió "uno de los hechos más vergonzantes de nuestra historia reciente" por el "fraude" en el proceso de identificación de los cadáveres.

Tras recordar que Rajoy era vicepresidente del Gobierno que fue responsable de esa actuación, ha lamentado que los familiares que esperaban reconocimiento, verdad y justicia, recibieran desprecio y, en algunos casos, amenazas. Muy crítico ha sido con el entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, a quien ha reprochado que no haya pedido perdón "por tanta ignominia" y que pretenda incorporarse al Consejo de Estado.

RAJOY ASEGURA QUE SECTOR ELÉCTRICO ESTÁ AUDITADO Y RECHAZA MEDIDAS DE PODEMOS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha rechazado las propuestas que le ha planteado el líder de Podemos, Pablo Iglesias, tras las últimas subidas del precio de la luz y ha defendido que el modelo eléctrico "está auditado y se audita de una manera continua".

Durante la sesión de control en el Congreso de los Diputados, Iglesias le ha planteado a Rajoy cinco medidas: hacer una auditoría de los costes de generación, gravar los denominados "beneficios caídos del cielo", recuperar la gestión pública de las hidroeléctricas, suprimir el "impuesto al sol" y reducir el IVA del recibo eléctrico del 21% actual a al menos el 10%.

"Solo estoy de acuerdo con una, con la primera, pero el problema es que el modelo está auditado y se audita de una manera continua", ha zanjado Rajoy.

En su primera respuesta, Rajoy ha vinculado las subidas de precios de este mes tanto a la evolución de las materias primas -un 112% el petróleo, un 130% el gas y un 113% el carbón- y a las condiciones meteorológicas con menos agua y viento que han obligado a producir con centrales más caras.

Rajoy también ha recordado que las subidas de las últimas semanas afectan a la parte de energía del recibo, que supone alrededor del 35%, mientras que los peajes que fija el Gobierno y que supone un 40% llevan tres años congelados e incluso bajaron un 2,8% el año pasado.

El presidente del Gobierno también ha defendido que sin las medidas tomadas para poder congelar esos peajes "estaríamos en una situación peor" y ha afirmado que las subidas han sido incluso superiores en otros países de Europa.

Iglesias le ha vuelto a afear a Rajoy la presencia de políticos en los consejos de administración de las eléctricas. ¿No le parece impresentable?", le ha apuntado Iglesias. El mercado eléctrico mayorista (pool) ha cerrado enero con unos precios elevados -prácticamente el doble que hace un año- que se traducirán en un alza del recibo de la luz de alrededor del 26% para los consumidores acogidos a la tarifa regulada, unos 12 millones del total de 25 millones.