Rajoy considera "muy buenos" y "alentadores" los datos del paro de abril

Descarga el fichero

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha definido 2016 como "el año de la incertidumbre", por los sucesos inéditos y los "sobresaltos" ocurridos dentro y fuera de España en los últimos 12 meses, pero ha destacado que, tras el "largo y pernicioso periodo de interinidad y bloqueo político", finalmente se han "evitado males mayores". "Los últimos tiempos de acuerdos y pactos están permitiendo enmendar buena parte del deterioro y la desconfianza de 10 meses de parálisis política", ha dicho Rajoy en la conferencia de prensa convocada para hacer balance del ejercicio.

Informativo mediodía

| 04.05.2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado los datos del paro relativos al mes de abril como "muy buenos" y "realmente alentadores", y ha asegurado que, si se hacen las cosas bien, habrá muchos meses y años con datos de este tipo. Rajoy se ha referido a los datos del paro correspondiente al mes pasado en su intervención en una jornada organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección y Adecco sobre la competitividad del talento en España.

Según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el paro bajó en abril en 129.281 personas, con lo que la cifra total de desempleados queda en 3.573.036, la mayor cifra desde 2009.

Además, la afiliación a la Seguridad Social se incrementó en 212.216 personas hasta alcanzar los 18.122.222 ocupados.

El jefe del Ejecutivo, quien ha estado acompañado por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha recordado que hace cinco años el paro subía en España a un ritmo del 12 por ciento y ha contrastado ese porcentaje con cifras como las conocidas hoy y que hacen que el desempleo descienda un 11 por ciento al año.

Rajoy ha destacado que se trata del mayor descenso del paro registrado en cualquier mes de toda la serie histórica y que en abril hubo el paro más bajo de los últimos ocho años. También ha calificado de "magníficos" los datos relativos a la afiliación a la Seguridad Social y ha señalado que el hecho de que haya más de 658.000 afiliados más que hace un año indica que se está en "un buen camino" y en la "buena dirección".

No obstante, ha rechazado recrearse en la complacencia y ha subrayado que lo que deben hacer es animar a seguir en la misma dirección.